sábado, julio 20, 2024
- Publicidad -

Candidata correísta Luisa González llama a ecuatorianos a votar «con memoria»

- Advertisement -

QUITO.- La candidata presidencial correísta Luisa González pidió este domingo a sus compatriotas que voten «con memoria» en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ecuador, en la que se disputa la jefatura del Estado con el joven empresario Daniel Noboa.

Ataviada con un chaleco antibalas, como durante casi toda la campaña, González sufragó en Canuto, una localidad rural cercana a la ciudad de Chone, de la provincia costera de Manabí en medio de un fuerte contingente de seguridad.

La abogada de 45 años aseguró que tiene «toda la fe, la esperanza de que Ecuador va a dar un giro hacia la dignidad, hacia una patria de derechos».

Y formuló un llamamiento «a todos los ecuatorianos a votar con memoria, con memoria, sobre todo».

González, del movimiento Revolución Ciudadana, que lidera el expresidente Rafael Correa (2007-2017), se trasladará luego a la provincia costera de Guayas, para acompañar en el sufragio al alcalde de Guayaquil, Aquiles Alvarez.

Avanzó que recibirá los resultados electorales en la capital ecuatoriana, luego de haber acompañado a sufragar al alcalde de Quito, Pabel Muñoz, y a la prefecta Paola Pabón, ambos de su movimiento político.

Con la votación de este domingo culminará un proceso electoral excepcional marcado por la crisis de seguridad y violencia atribuida al crimen organizado que azota a Ecuador.

Esa violencia se sintió también en estos comicios con el asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio, acribillado a la salida de un mitin electoral en Quito once días antes de la celebración de la primera vuelta.

El ganador de este domingo tendrá un corto mandato de unos 15 meses para completar el periodo 2021-2025, que no culminará Lasso, ya que optó por dejar el cargo antes de tiempo y forzar estos comicios extraordinarios al declarar en mayo pasado la «muerte cruzada».

Se trata de un mecanismo constitucional con el que disolvió la Asamblea Nacional (Parlamento) cuando esta, controlada por una mayoría que lideraba el correísmo, se aprestaba a votar su destitución como último paso de un juicio político en el que se le acusaba de presunto peculado (malversación), cargo que él rechaza.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -