lunes, julio 22, 2024
- Publicidad -

5 claves para entender los bloqueos y el paro nacional en Guatemala

- Advertisement -

CIUDAD DE GUATEMALA.- Guatemala cumplió este miércoles 10 días de bloqueos de carreteras y manifestaciones en más de ciento puntos de su territorio para exigir la renuncia de su fiscal general y jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras, señalada de intentar modificar resultados electorales.

Estas son las cinco claves para entender la situación que vive el país centroamericano, donde los cortes de carreteras han dado paso a un paro a nivel nacional desde el pasado lunes. Todo ello a casi tres meses de la investidura el próximo 14 de enero del presidente electo, Bernardo Arévalo de León.

1. Los 10 días de protestas

Las protestas iniciaron el pasado 2 de octubre, encabezadas por la organización indígena denominada los 48 cantones del departamento (provincia) de Totonicapán, que dividió su esfuerzo en dos: bloquear las principales rutas hacia el noroeste del país y manifestarse desde esa noche frente a la sede de la Fiscalía, en Ciudad de Guatemala.

Durante los primeros días de protestas fueron tomadas unas 40 carreteras y con el paso de la semana se fueron sumando más grupos. En total, este miércoles hay 113 carreteras bloqueadas a nivel nacional.

De acuerdo con los líderes indígenas, los bloqueos serán por tiempo indefinido hasta que se cumplan sus demandas, tras agotar todas las vías legales.

2. ¿Qué piden las manifestaciones?

El objetivo central de los bloqueos es exigir la dimisión de la fiscal general, Consuelo Porras Argueta, ya que el Ministerio Público, bajo su cargo, emprendió el 12 de julio una cruzada judicial contra las autoridades electorales y Bernardo Arévalo de León, desde su sorpresivo segundo lugar en las elecciones generales de junio, que lo llevaron a ganar el balotaje en agosto.

Las manifestaciones iniciaron solo dos días después de que el Ministerio Público decomisara cajas con los resultados de los comicios, una acción sin antecedentes históricos que no está contemplada en la ley guatemalteca y que ha sido ampliamente criticada a nivel local e internacional.

Los manifestantes indígenas que lideran la iniciativa han asegurado que los bloqueos no tienen el objetivo de respaldar al presidente electo o su partido político, Movimiento Semilla, sino hacer valer la voluntad popular expresada en las urnas ante un «ataque directo a la democracia».

3. La fiscal señalada

El disgusto de la ciudadanía se ha focalizado en Maria Consuelo Porras Argueta, quien ha dirigido el Ministerio Público desde 2018 y sobre quien existe una sanción en 2021 de Estados Unidos, acusada de «socavar» la justicia del país y de corrupción.

Porras Argueta está cumpliendo su segundo período frente a la fiscalía (2022-2026), después de que el año pasado el presidente, Alejandro Giammattei, decidiera reelegirla pese a docenas de señalamientos en su contra.

La fiscal general no tiene planes de renunciar, según los últimos pronunciamientos oficiales, y ha solicitado al Organismo Ejecutivo que desaloje los bloqueos  Además, esta semana advirtió que no descarta acciones legales contra quienes lideran las medidas de presión.

4. El Gobierno contra la pared

El Gobierno de Giammattei ha calificado de «ilegales» los bloqueos y desde el pasado lunes anunció acciones contra los manifestantes. Sin embargo, este martes fracasaron en un primer intento por despejar algunas carreteras.

En la Ciudad de Guatemala y en una comunidad indígena al oeste del país, los manifestantes hicieron el martes retroceder a las fuerzas especiales de la policía que intentaron desalojar los espacios tomados.

Mientras tanto, las cúpulas empresariales también han externado la necesidad de que el Organismo Ejecutivo libere las vías, mientras los cálculos de pérdidas son millonarios.

5.  La postura internacional

El martes, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, señaló en una reunión de la entidad para analizar la situación de Guatemala que las investigaciones de la Fiscalía carecen de credibilidad.

De igual forma, diversos países, como Estados Unidos, han advertido que existen claros intentos de «socavar la democracia» en Guatemala.

Actualmente hay una delegación de la OEA en Guatemala en busca de alguna negociación, pero con pocas rutas de salida.

Lea también: Una mano biónica conectada a los nervios y los huesos funciona tras 20 años de uso diario

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -