jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

Exfutbolista cubano suma nuevo récord mundial por dominio de balón en una hora

- Advertisement -

LA HABANA.- El exfutbolista cubano Erick Hernández batió este sábado el récord mundial por más toques a un balón suspendido en el aire durante una hora con un total de 12.237.

Hernández dejó de esta manera muy por detrás al anterior récord, del año 2017 y que pertenecía al mexicano Abraham Muñoz con 11.901 toques.

«Me sentí bastante cómodo, las condiciones no fueron las idóneas (…) pero venía muy bien preparado. Estaba realizando tres horas de entrenamiento diario (…) durante unos dos meses y medio aproximadamente», dijo a EFE el cubano en el Hotel Cobapacana de La Habana, donde logró su hazaña.

Esta no es la única marca que ostenta Hernández. El pasado julio, consiguió el récord mundial de dominio del balón al mantenerlo durante tres horas y cuatro minutos sentado en el piso y con 1,5 kilogramos de peso atados en cada tobillo.

La nueva marca superó a la anterior, también de Hernández, por apenas dos minutos cuando este permaneció durante tres horas y dos minutos en la misma posición y con un peso similar.

La última de estas pruebas fue el año pasado cuando Hernández mantuvo dando golpes al balón durante 1 hora, 9 minutos y 50 segundos.

En abril del año pasado dio -de pie- 351 toques con la cabeza al balón durante un minuto y superó así la marca que estaba en poder del chino Gao Chong, con 341.

Conocido como «El Dominador», Hernández cuenta con varios récords Guinness homologados: en 2005, por tocar la pelota 319 veces en un minuto con la cabeza, y en 2009, cuando controló el balón con los muslos durante una hora y 28 minutos.

En 2020, desde su casa debido al aislamiento obligado por la pandemia, repitió su presencia en el Libro Guinness, cuando le dio con la cabeza a la redonda en 188 ocasiones en solo 30 segundos, para batir por uno la anterior marca, que él mismo había homologado en 2011.

Hernández comenzó a practicar la modalidad del dominio del balón en 1994, una tradición que había practicado primero su hermano Douglas, precursor de la especialidad en Cuba.

Desde entonces ha probado su habilidad para tocar el balón con casi todas las partes del cuerpo, logrando marcas de dominio con los muslos, las rodillas, los pies, la cabeza, sentado, de pie o corriendo los 100 metros y el maratón.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -