martes, julio 16, 2024
- Publicidad -

Lula da Silva apuesta a los países del Sur para impulsar la ciencia y tecnología

- Advertisement -

LA HABANA.- El presidente de Brasil, Luiz Inàcio Lula da Silva, resaltó este sábado que los países del Sur tienen «plenas condiciones para ocupar la vanguardia» en el ámbito científico, tecnológica y de innovación.

«Juntos seremos más fuertes como ya fuimos en el pasado», sentenció Lula al intervenir en la cumbre del G77+China, que desde este viernes reúne en La Habana a unos 30 jefes de Estado.

El mandatario brasileño llamó a un «pacto global» que permita a los pueblos subdesarrollados beneficiarse de las grandes tecnologías.

También criticó a los países ricos por sus «compromisos no cumplidos» y urgió a «actualizar nuestra visión del desarrollo sostenible en función de nuestra realidad de prioridades».

Añadió que Brasil le concede un carácter especial a la cooperación científica-tecnológica entre los países subdesarrollados y adelantó que «daremos un nuevo impulso a los proyectos regionales a través de foros como la Celac o los BRICS».

Lula mencionó la necesidad de la colaboración conjunta con África porque «demuestra que puede ayudarnos a dar un salto en la producción agrícola».

Recordó que en la pasada cumbre de la Amazonía, en la ciudad brasileña de Belén, se adoptó una «amplia agenda de cooperación entre las comunidades amazónicas» con vistas a «aprovechar la industrialización sustentable, la inversión en energía renovable y la agricultura de bajo carbono».

«Debemos aprovechar el patrimonio de nuestras universidades y la propiedad intelectual sobre nuestros recursos», sostuvo el mandatario brasileño que llegó ayer en la tarde a La Habana para asistir a la cumbre.

Lula subrayó las «posibilidades» que trae la inteligencia artificial, pero criticó los «efectos colaterales» de la misma.

Esta es la primera visita de un mandatario brasileño a Cuba desde 2014 y la primera desde que Lula asumió su tercer mandato en enero (ya la visitó en 2003, 2008 y 2010 durante sus dos primeros mandatos).

El anterior presidente, Jair Bolsonaro, era abiertamente hostil al Gobierno cubano, al que se refería a menudo como «dictadura», y congeló un programa de cooperación bilateral que había llevado a cientos de médicos cubanos a trabajar en regiones alejadas de Brasil.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -