lunes, julio 15, 2024
- Publicidad -

ONU preocupada por detenciones de observadores y amenazas en elecciones de Zimbabue

- Advertisement -

NACIONES UNIDAS.- El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo este domingo sentirse preocupado por las elecciones de Zimbabue, que concluyeron el sábado, y concretamente por «los arrestos de observadores, la intimidación de votantes y las amenazas de violencia, acoso y coerción».


Los resultados dados a conocer anoche señalan que el presidente Emmerson Mnangagwa venció con un 52,6 %, por delante del candidato de la coalición opositora, Nelson Chamisa, con un 44 % de los votos, pero la oposición ya ha denunciado fraude y no reconoce los resultados.


Guterres, en un comunicado emitido esta noche, pidió a los líderes políticos zimbabuenses y a sus seguidores que renuncien a todo tipo de violencia o incitación a la violencia, y abogó por que se respete el imperio de la ley y los derechos humanos.


En este sentido, pidió a todos los actores que resuelvan sus disputas «a través de canales institucionales debidamente establecidos», y a las autoridades les conminó a que den respuesta a las reclamaciones «de forma rápida, justa y transparente de forma que garanticen que los resultados reflejan la voluntad del pueblo».


Según las conclusiones preliminares de la misión de observación desplegada en Zimbabue por la Unión Europea (UE), a pesar del «ambiente generalmente en calma» el día de la votación, «el proceso de registro de los candidatos y la campaña llevaron a un contexto que impidió a los votantes tomar una decisión libre e informada» en estos comicios.


Por su lado, la misión conjunta enviada por la Unión Africana (UA) y el Mercado Común del Este y el Sur de África (Comesa) tildó los comicios de «transparentes» pero lamentó que no cumplieron con los «requisitos» de la Constitución por varios motivos, como el hecho de que la Comisión Electoral de Zimbabue no facilitara a la oposición la lista de votantes a tiempo.


Los zimbabuenses acudieron a las urnas preocupados por la escasez energética y el elevado coste de la vida junto con una grave crisis de inflación; la moneda local, el dólar zimbabuense, ha perdido el 86 % de su valor entre los pasados meses de enero y junio.


Organizaciones defensoras de los derechos humanos, como Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW), han denunciado la creciente persecución de la disidencia en el país antes de los comicios, así como el procesamiento con motivación política de dirigentes de la oposición.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -