jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

El martillo del West Ham aplastó al Chelsea

- Advertisement -

Londres.- El West Ham United aplastó al Chelsea para quedarse con el derbi londinense por 3-1 frente a su público.

Sigue sin despegar el Chelsea de Mauricio Pochettino. Después del prometedor empate contra el Liverpool, el cuadro ‘Blue’ cayó en el Olímpico de Londres en una tarde gris de Enzo Fernández y Moisés Caicedo.

El argentino falló un penal en el juego, con el que los suyos pudieron irse arriba en el marcador después de empezar perdiendo. Los ‘Hammers’ se adelantaron con un gol de Aguard, que más tarde fue expulsado, y Chukwuemeka empató poco después antes de irse lesionado.

A los siete minutos, el debutante Ward-Prowse asistió en un córner a Aguerd, quien cabeceó solo a la red.

Un contratiempo que subsanaron los de Pochettino en veinte minutos, cuando Chukwuemeka recortó hacia el interior y cruzó la pelota lejos de Areola. Golazo catalizador del peligro para el Chelsea, pero que en un mal gesto con la rodilla se tuvo que marchar lesionado y ayudado por las asistencias. No hizo falta camilla e incluso el futbolista se animó a pisar, pero las sensaciones fueron de lesión grave.

Antes del descanso, el Chelsea pudo culminar la remontada, gracias a que Raheem Sterling se coló entre tres jugadores y fue derribado por Soucek. Penalti a favor y el encargado de tirarlo, para sorpresa de los presentes, fue Enzo Fernández.

Pero el argentino se topó con Areola, que le adivinó la trayectoria y evitó el primer gol del campeón del mundo esta temporada.

Aún le quedaba tiempo al Chelsea para revertirlo y, de hecho, tenían el encuentro relativamente controlado. Esto hasta que Disasi regaló una pelota en el centro del campo y el West Ham lanzó una transición rápida con Michail Antonio.

El jamaiquino pisó área y no se lo pensó. Levantó la mirada, cargó la pierna y sacó un latigazo seco y cruzado ante Robert Sánchez, que quizás pudo hacer más.

Tenía 40 minutos el Chelsea para remontar y no irse de vacío y en el 67 Aguerd les echó una mano con una falta innecesaria a Nicolás Jackson que le valió la segunda amarilla. Pero ni con uno menos; las mejores ocasiones fueron un disparo desviadísimo de Mudryk y un remate desde la frontal de Madueke que sacó bajo palos Areola y aun así el Chelsea no llegó a dar la sensación de poder rascar un empate en el Olímpico.

Una imagen preocupante que se agravó con el debut de Moisés Caicedo, que disputó media hora y cometió un penalti en los últimos instantes que transformó Lucas Paquetá para el 3-1.

Tras dos jornadas, el Chelsea tiene un punto y es décimo cuarto, mientras que el West Ham suma cuatro unidades y es sexto.

También podría leer: El Liverpool tuvo que remar de atrás contra el Bournemouth

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -