sábado, mayo 25, 2024
- Publicidad -

Carlos Alcaraz le ganó una batalla más a Holger Rune

- Advertisement -

Londres.- El español Carlos Alcaraz se quedó con el duelo de talentos contemporáneos ante el danés Holger Rune para continuar en Wimbledon.

El número uno del mundo demostró toda su categoría en la Court Central de Wimbledon para imponerse con solvencia por 7-6 (3), 6-4 y 6-4. Este triunfo le permitió a Alcaraz alcanzar las semifinales del Grand Slam, donde se disputará el pase a la final ante el ruso Daniil Medvedev.

Rune sucumbió ante la potencia y consistencia de su rival, que gritó al apuntarse un importante primer set que decidió el partido. Y que marcó el devenir de una rivalidad que será histórica.

Porque Alcaraz y Rune dieron un espectáculo de intercambios desde el fondo que alcanzó su climax en el desempate de ese primer parcial. Un tie break donde los nervios traicionaron al danés con una nutrida armada en la grada, pero con menos armas en la pista.

Cuando llegaba un momento importante, la raqueta de Alcaraz no temblaba. Así, el murciano salvó un punto de rotura en el primer juego, y luego dos más, hasta que llegó la sentencia.

Tras un par de bolas ajustadas a la línea y un error para cada bando, Rune cavó su tumba con una doble falta demoledora. Era el momento de máxima igualdad y Rune, que nunca ha pasado de los cuartos de un torneo así, desfalleció.

El 7-6 dio alas al español, que no desconectó en ningún momento y se mantuvo a la espera de que llegara el petardazo de Rune. «Es un poquito nervioso», aseguró Alcaraz en la previa, y las dudas le asaltaron en un remate con 4-4 y 30-30, otro momento decisivo para el set.

El ‘smash’ del danés botó en su propio campo y Alcaraz confirmó la rotura con un resto de revés ganador. Desmoralizante para Rune, que no estaba jugando mucho peor que Alcaraz, pero que en poco más de hora y media estaba a un set de marcharse de Londres.

Sin ofrecer grietas ni lagunas, Alcaraz no bajó marchas y volvió a aprovechar la primera oportunidad de rotura de la que dispuso. Suficiente para desarmar a un danés que estaba enfadado con su palco.

Rune falló demasiado, estuvo impreciso en la red y fue incapaz de hacerle daño en el saque al español. No pudo mantener la regularidad necesaria en un partido de este estilo y demuestra que pese a que su calidad quizás pueda equipararse a la del murciano, su cabeza en los mejores momentos aún está lejos.

Alcaraz es ya el semifinalista más joven de Wimbledon desde Novak Djokovic en 2007 y el séptimo español en la historia en llegar hasta esta ronda, tras Rafael Nadal (8), Manolo Santana (2), Manuel Alonso-Areyzaga, Roberto Bautista, Andrés Gimeno y Manuel Orantes (1).

El murciano se enfrentará en semifinales a Daniil Medvedev, que pudo en cuartos con Christopher Eubanks y al que ya venció en la final de Indian Wells hace unos meses. El ruso, sin embargo, le batió en la pista 1 hace dos años en este mismo torneo. Eso sí, era un Alcaraz muy diferente, aún lejos del nivel de superestrella que exhibe ahora. 

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -