domingo, julio 14, 2024
- Publicidad -

Monet vuelve a Mónaco 140 años después de viaje que reveló color del Mediterráneo

- Advertisement -

MONTECARLO.- Cansado de los colores septentrionales, Claude Monet partió en tren hace 140 años a la costa mediterránea, a la Riviera, invitado por su amigo Pierre-Auguste Renoir. Allí, el maestro de los instantes eternos descubrió una nueva luz y los tonos del sur, que regresan ahora a Mónaco en una exposición inédita.

Con cerca de un centenar de obras reunidas en el Forum Grimaldi de Montecarlo, «Monet en pleine lumière» (Monet a plena luz) abre este sábado al público para tratar de convencer este verano a los miles de turistas que visiten el Principado de que, más allá del lujo y el automovilismo, miren también hacia Mónaco como lo hizo el genio impresionista a finales del siglo XIX.

Monet en Mónaco

Para ello cuenta con dos grandes bazas. Por una parte, se trata de la muestra con mayor número de obras de Monet que jamás se haya realizado -algunas de hecho, no se habían exhibido nunca en público o solo muy raramente-, traídas desde lugares como París, Madrid, Sao Paulo o Los Ángeles.

Por el otro, propone disfrutarlas juntas para revelar el papel que sus tres visitas a la Riviera -la franja de costa que se despliega entre el sur de Francia, Mónaco e Italia- jugaron en su evolución como pintor.

«En la Riviera encuentra una luz que no conocía. Monet es un pintor del norte», explicó a EFE Marianne Mathieu, comisaria de la exposición de Montecarlo y experta en el pintor nacido en París en 1840 y cuya infancia transcurrió en Le Havre, la ciudad portuaria en la costa grisácea de la región de Normandía.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -