domingo, julio 14, 2024
- Publicidad -

Alcaraz triunfó sobre la hierba y vuelve a ser el uno del mundo

- Advertisement -

Londres.- Carlos Alcaraz venció este sábado a Alex de Miñaur por 6-4 y 6-4 en la final de Queen’s para lograr su primera corona sobre hierba. Un triunfo sumamente dulce para el español, ya que con ello también recuperó el número uno del mundo.

«Quiero escribir mi nombre aquí», proclamó al comienzo del torneo, aunque dejando caer que no estaba entre los favoritos y que lo lógico sería perder pronto. Pero si algo tienen los mejores es que pueden desafiar a la lógica con una facilidad pasmosa.

En siete días, un tiempo récord, Alcaraz pasó de ser un novato en la superficie a un especialista. Ha pasado de candidato a estar en un reducido grupo de favoritos a Wimbledon. Un grupo en el que están él y Novak Djokovic, al que además destronó con su triunfo en Queen’s del número uno del mundo.

Alex de Miñaur, uno de los tantos tenistas que han crecido con el deseo de ser el mejor y suceder al ‘Big Three’ era el último obstáculo. El ‘aussie’ es un velocista que corre toda la pista y no da una bola por muerta, pero adolece de un golpe ganador. Su servicio había funcionado a la perfección durante toda la semana y sus rivales habían caído, pero no ocurrió con Alcaraz.

No quiere decir esto que el murciano no tuviera que sufrir. Todo lo contrario. De Miñaur aguantó el envite durante ocho juegos de forma fantástica, empujando al español y viéndose favorito.

Fue él quien dispuso de las dos primeras pelotas de rotura, salvadas al límite por Alcaraz, una con un saque directo y otra con tres golpes a la línea. Había que tomar riesgos y dar un paso al frente y, cuando Alcaraz se vio con el agua al cuello, resurgió.

Tras el sufrimiento, llegó el golpe al mentón del australiano, que concedió a la primera oportunidad que tuvo en contra. Alcaraz, como los grandes campeones, no necesita mil oportunidades, solo una para matarte. Sin tiempo para asimilar aún esas ocasiones desperdiciadas, De Miñaur cambiaba de lado de la pista con el primer set perdido.

Y se le abrió un rayo de luz, Alcaraz pidió la salida de su fisio, por un problema en la cara interna del muslo derecho. Vendaje y alarma, estaba muy fresca la lesión contra Novak Djokovic en París.

Por suerte, quedó en un susto, y las hostilidades se retomaron. Alcaraz, fuerte desde el fondo; el australiano tratando de hacer más cosas, de variar su repertorio. Dejó un recuerdo al gran Manolo Santana y su ‘gillette’, con una volea de retroceso en la red que le valió el choque de manos con Alcaraz. Pero la decoración no era suficiente para aplacar al español, que una vez más, solo necesitó una oportunidad para engarzar el partido.

Y ni siquiera tuvo que hacer nada. De Miñaur hizo una doble falta con punto de ‘break en contra y 2-2 y entregó el saque y el partido.

Alcaraz se convierte en el cuarto español en ganar en Queen’s. Antes lo consiguieron Andrés Gimeno (1960), Rafael Nadal (2008) y Feliciano López (2017 y 2019).

Mientras que Djokovic necesitó seis años; Federer cuatro; y Nadal cinco para ganar su primer título en hierba; Alcaraz solo necesitó dos años y once partidos para reinar en la superficie más complicada de todas.

El próximo 4 de julio debutará en Wimbledon como número 1 del mundo, tras arrebatarle el cetro a Novak Djokovic.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -