sábado, julio 20, 2024
- Publicidad -

Se agota el tiempo: ¿Por qué el submarino sigue desaparecido pese a los sonidos registrados?

- Advertisement -

EEUU.- Sigue la carrera contrarreloj para rescatar el submarino de la empresa OceanGate Expeditions, que perdió comunicación con el exterior sobre las 4:00 de la mañana del pasado domingo 18 de junio, dos horas después de haber empezado la exploración con cinco tripulantes.

El «Titanic» se consideraba insumergible. Pero solo cinco días después de iniciar su viaje inaugural a Nueva York en 1912, el mayor crucero del mundo en aquel momento se hundió.

Desde entonces, el mito del Titanic ha cautivado a personas de todo el mundo, entre ellas investigadores, pero en los últimos años también cada vez más turistas.

«Salga de la vida cotidiana y descubra algo verdaderamente extraordinario»: éste es el eslogan que utiliza la empresa Oceangate para promocionar sus expediciones turísticas al naufragio del Titanic. 

250.000 dólares es el precio de un billete para un viaje con un sumergible a las profundidades del mar. No es un precio asequible para turistas corrientes. Pero sí para los aventureros adinerados.

A bordo del «Titán» se encuentran, entre otros, el empresario y aventurero británico Hamish Harding, así como el consultor de gestión británico-paquistaní Shahzada Dawood y su hijo. Pero,¿tan difícil es volver a encontrar el sumergible.

Búsqueda por sonar

En el lugar del naufragio del Titanic reinan condiciones difíciles: oscuridad absoluta, presión del agua extremadamente alta. Los restos del Titanic se encuentran a unos 3.800 metros de profundidad.

«A esta profundidad de agua, un sistema de búsqueda por sonar tendría que tener un haz muy estrecho pero con una frecuencia lo suficientemente alta como para encontrar un sumergible tan pequeño«, declaró a la prensa Jamie Pringle, geocientífico forense británico de la Universidad de Keele.

Presión extrema del agua

«Todos los submarinistas saben lo crueles que son las profundidades marinas: desde un punto de vista técnico, explorar el mundo submarino es tan difícil o más que explorar el espacio exterior», afirma Fusil.

La desaparecida cápsula «Titán» está hecha de fibra de carbono y titanio, materiales que pueden soportar presiones a profundidades de hasta 4.000 metros.

El casco de la nave está diseñado para proteger a la tripulación de la presión del agua, al menos mientras no sufra daños.

Sin embargo, los submarinos de rescate en altamar de la marina tienen un alcance máximo de 2.250 a 3.000 metros.

«Si el submarino yace en el lecho marino y no puede generar flotabilidad y el salvamento del submarino en su conjunto está descartado, el rescate de la tripulación no es posible«, explica la Marina alemana a DW.

«Incluso los submarinos militares con propulsión nuclear están limitados a una profundidad de hasta 500 metros y solo podrían utilizar sus sonares para detectar señales del Titán, sin posibilidad de acercarse», dijo Fusil a los periodistas.

Los equipos de rescate siguen buscando a las cinco personas a bordo del Titan. Pero es una carrera contrarreloj. Los expertos calculan que el aire respirable a bordo podría durar, como mucho, hasta el jueves por la tarde. «Esperemos por el bien del Titán y de sus pasajeros que puedan volver sanos y salvos a la superficie«, dice Fusil.

Británico Hamish Harding

El empresario británico Hamish Harding es una de las personas que se encuentra bordo del sumergible que está desaparecido en el Atlántico. El multimillonario es amante de las aventuras extremas y cuenta con varios récords Guinness, por lo que quería explorar los restos del Titanic.

Aparte de las aventuras que describe en redes sociales, pocos detalles se conocen sobre la trayectoria y la fortuna del presidente de la empresa de jets privados Action Aviation, fundada en el año 2004.

Sin embargo, el empresario manifestó recientemente en una entrevista con el portal Arabian Gulf Business Insight que cada persona es capaz de crear su propia suerte. Asimismo, enfatizó en que todo depende de las decisiones que se tomen en la vida.

“Me agarro de cualquier oportunidad de viajar, batir récords del mundo y pilotar jets. Considero que tú creas tu propia suerte en la vida. Creas el entorno a tu alrededor, donde la suerte llega o no, en función de tus decisiones, de tu anticipación de las cosas que acaban mal y de las medidas que tomas antes de que terminen mal”, sentenció el multimillonario.

Además, señaló que estaba en uno de los mejores momentos de su vida: “Creo que estoy en uno ahora mismo. 

El mercado de aviones de negocios es increíble. Está en auge porque, durante la pandemia, las personas que podían pagarlos se dieron cuenta de que necesitaban aviones privados para viajar y reducir los riesgos para la salud”.

En mayo de 2021, Harding se describía en su cuenta personal Instagram como un hombre casado, padre de dos hijos y un apasionado explorador que vivía en Dubái.

NP/Unión Radio

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -