lunes, julio 22, 2024
- Publicidad -

Oposición argentina apunta al kirchnerismo por los incidentes en la provincia de Jujuy

- Advertisement -

Desde Buenos Aires Carlos Iván Suárez

Los incidentes desatados en la provincia de Jujuy por la reforma constitucional impulsada por el gobernador Gerardo Morales, no solo desató una ola de protestas, con enfrentamientos entre policías y manifestantes, sino que también generó otra batalla en las redes sociales. Allí, en un juego dialéctico entre el gobernador jujeño y las voces del gobierno del Frente de Todos, hay un cruce de acusaciones donde la palabra es el arma preferida de los contrincantes.

Tras los incidentes registrados en la Legislatura, donde un grupo de manifestantes ingresó y prendió fuego las instalaciones, Gerardo Morales responsabilizó al presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, por la «extrema violencia» desatada en la provincia de Jujuy.

El gobernador provincial, Gerardo Morales, derogó los dos artículos de la propuesta constitucional que criminalizaba la protesta de los movimientos sociales.

Dirigentes de la oposición en Argentina acusaron este martes a los seguidores de la vicepresidenta Cristina Fernández por los violentos incidentes en la capital de la provincia norteña de Jujuy, que podrían preceder una posible reacción negativa a los resultados de las elecciones presidenciales de este año.

«Lo que está pasando en Jujuy es la muestra de lo que es capaz el kirchnerismo resistiéndose al cambio», tuiteó el precandidato presidencial y alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y señaló: «Este tipo de violencia antidemocrática es la que vamos a encontrar a partir del 10 de diciembre cuando empecemos a transformar la vida de los argentinos para siempre».

Rodríguez Larreta es uno de los precandidatos presidenciales de la coalición opositora Juntos por el Cambio, quien coincidió con su competidora interna, Patricia Bullrich, en apoyar al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, que más temprano responsabilizó de «la extrema violencia» en esa provincia al presidente argentino, Alberto Fernández, y a la también exmandataria Cristina Fernández (2007-2015).

«Ninguna provocación del kirchnerismo podrá desviarnos del camino correcto. No se puede ceder ante la violencia: impondremos la firmeza de la ley y el orden», tuiteó Bullrich, y luego agregó que «quieren tomar Jujuy», pero afirmó: «A nosotros no nos corren».

Violentos incidentes ocurrieron este martes en la capital de Jujuy, cuando manifestantes apedrearon a la Policía y a la Legislatura provincial y removieron las vallas detrás de las cuales estaban las fuerzas de seguridad que contestaron con gases lacrimógenos y balas de goma.

Además de los destrozos, que incluyeron vandalizar vehículos, los manifestantes prendieron fuego algunas de las instalaciones de la Legislatura local.

En la Legislatura local se logró tratar el dictamen de la Comisión Redactora de la Convención Constituyente de Jujuy, que aprobó el jueves pasado una reforma de la Constitución provincial que asegura el derecho a reunión y manifestación «cuando fueren pacíficos y sin armas», entre otras cuestiones.

La vicepresidenta Fernández también respondió a Morales: «Hágase cargo» y «pare con la locura represiva que su propio accionar ha desatado» y le pidió que «no mienta más».

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -