jueves, julio 25, 2024
- Publicidad -

Mbappé selló la victoria francesa ante Grecia 

- Advertisement -

París.- Kylian Mbappé anotó de penal el único gol del triunfo 1-0 de Francia ante Grecia en las eliminatorias a la Euro 2024.

Deschamps salió con un 4-2-3-1 en el que el centro del campo madridista (Camavinga y Tchouaméni) le cubría las espaldas a Mbappé, Griezmann, Coman y Kolo Muani en punta.

Los «bleus» merodeaban el área griega con sensación de peligro, gracias a penetraciones por las bandas. Para el minuto 11, Vlachodimos ya había tenido que despejar apuradamente un par de ocasiones.

Los griegos luchaban por pasar del medio cambio ante la asfixiante presión de los galos. Pero no se acercaron a la meta de Maignan hasta mediada la primera parte.

El tramo final de ese primer acto transcurrió con el mismo guión. Francia percutía por la izquierda con Mbappé, Hernández, Camavinga o Griezmann, pero en la mayoría de los casos la nutrida defensa griega cortaba los peligrosos centros.

El azulgrana Koudé tuvo una gran ocasión justo antes del descanso. Pero su remate a un gran centro de Coman fue leve y le permitió al metra griego despejar con la pierna derecha.

Mención aparte merecen los desencuentros de Mbappé con el árbitro, Mateu Laoz, al que le pidió penal en cuatro ocasiones sin éxito.

El penalti si llegó en el inicio de la segunda parte, pero cometido sobre Griezmann, que se llevó un golpe involuntario en la cabeza por parte de Mavropanos, que levantó le obligó a jugar con un aparatoso vendaje.

Mbappé tiró el penalti pero Vlachodimos lo rechazó, aunque Mateu obligó a repetirlo (a pesar de que el meta estaba bien colocado) y en esta ocasión el capitán francés si acertó, con un lanzamiento impecable a la escuadra.

El gol espoleó a los griegos, que mostraron algo más de ambición aunque la defensa francesa se mostró impenetrable.

El partido terminó de decantarse en el minuto 68, cuando un rápido contraataque francés dejó a Kolo Muani galopando hacia la meta griega. Mavropanos le derribó y el árbitro no dudó en expulsarle a pesar de las intensas protestas visitantes.

A pesar de su inferioridad, Grecia no renunció a las contras, ante unos ataques franceses cada vez más insistentes.

El detalle técnico de la noche fue para Griezmann, que hizo un magistral pase con una pisadita hacia atrás para un remate de Mbappé que se marchó rozando el palo.

Francia pudo aumentar la ventaja en un contraataque en el que Mbappé dio un pase de gol al que no pudo llegar Dembelé. Y justo antes del final otro contraataque de cuatro franceses contra contra un defensa griego no logró materializarse en gol.

El encuentro permitió el reencuentro de dos viejos amigos, los seleccionadores Didier Deschamps y el uruguayo Gustavo Poyet (que lleva las riendas de Grecia desde febrero de 2022), y que se conocen de su época de jugadores y cuando el técnico de la selección helena dirigió al Girondins de Burdeos en 2018.

Ambos intercambiaron gestos de complicidad y se dieron un fuerte abrazo al terminar el partido.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -