jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

España celebra mañana municipales y autonómicas con gran proyección nacional

- Advertisement -

MADRID.- España celebra mañana elecciones municipales y autonómicas tras una campaña marcada por las denuncias de compra de votos y la polarización entre derecha e izquierda de cara a las generales de fines de año.

En estos comicios están llamados a las urnas 35,6 millones de votantes para elegir a sus representantes en doce comunidades autónomas y 8.131 ayuntamientos de España.

También se renovarán las Asambleas de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en el norte de África, y los cabildos insulares, entidades administrativas exclusivas de las Islas Canarias.

En las elecciones del domingo votarán por primera vez 1,7 millones de jóvenes de entre 18 y 23 años, el 5 % del total del censo, y 414.000 extranjeros residentes en España.

Para mantener el normal desarrollo de la jornada, el Ministerio español del Interior desplegará un dispositivo de casi 100.000 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Los casi 23.000 locales electorales abrirán las puertas a las 9.00 horas locales (7.00 GMT) y las cerrarán a las 20.00 horas locales (18.00 GMT).

UN ENSAYO DE LAS GENERALES

La votación se plantea como una especie de ensayo de las elecciones generales, que, si no se adelantan, deben celebrarse a final de año.

El resultado mostrará si de cara a las generales la izquierda, que gobierna en coalición en España, mantiene un respaldo entre los votantes como para seguir en el poder o si los conservadores, posiblemente pactando con la extrema derecha, pueden ser la alternativa.

En general la campaña estuvo muy marcada por temas de interés nacional, como la vivienda, con el anuncio por parte del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de miles de viviendas sociales y ayudas para que puedan acceder a ella jóvenes con pocos ingresos, o subvenciones millonarias para el sector agrícola, especialmente afectado por la falta de lluvia.

También por las fuertes críticas a la inclusión por parte del partido independentista vasco EH Bildu de candidatos que estuvieron condenados por terrorismo, tras lo que la formación anunció que se retirarían aquellos que cometieron actos terroristas con víctimas mortales.

LA POLÉMICA DE LA COMPRA DE VOTOS

Pero la polémica en la recta final llegó con una serie de denuncias de compra de votos en distintas zonas del país -la más llamativa en la ciudad autónoma de Melilla, en el norte de África-, algo inusual en más de cuatro décadas desde la recuperación de la democracia en España, donde estos casos hasta ahora eran muy puntuales.

Algunas de estas denuncias salpican a candidatos de distintos partidos, que están entre los detenidos por supuesto fraude, principalmente en el voto por correo.

Ante esta inusual situación, el secretario de Estado de Comunicación del Gobierno español, Francès Vallès, garantizó hoy la transparencia, la seguridad y la neutralidad de estos comicios y afirmó que el proceso electoral en España es «uno de los más seguros y garantistas del mundo».

«Creemos que la ciudadanía va a participar como siempre lo ha hecho en un proceso electoral. Los incidentes detectados han demostrado que el sistema funciona.

perfectamente, detecta y repara», señaló en una rueda de prensa en la que se dieron a conocer los destalles organizativos de la jornada de mañana.

En España el día anterior a las votaciones es la jornada de reflexión, durante la que están prohibidos los actos electorales.

Por eso, los candidatos municipales y autonómicos y algunos líderes de partidos aprovecharon para reponer fuerzas después de la campaña con aficiones como estar con la familia, pasear, hacer la compra o practicar deporte.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -