domingo, julio 14, 2024
- Publicidad -

Los X Premios Platino rindió homenaje a Iberoamérica

- Advertisement -

MADRID.- La gala de los X Premios Platino rindió homenaje a Iberoamérica a través de canciones latinas tan populares como la ranchera «Me gusta mucho» o el vals peruano «La flor de la canela» en una gala en la que se escuchó quechua además de español, en el agradecimiento del compositor Cergio Prudencia a su galardón.

A los pocos minutos de comenzar la gala, los presentadores, Carolina Gaitán, Paz Vega y Omar Chaparro, bailaron, con más o menos gracia, «La macarena», el popular tema de Los del Río.

Luego, la cantante cubana Lucrecia animó la sala al grito de «latinos» e interpretó «Sazón», de Celia Cruz obligando al público a ponerse en pie para bailar.

Una gala que duró algo menos de tres horas, y en la que el poco humor que apareció en escena, llegó de la mano del humorista mexicano Chaparro que demostró su habilidad con los distintos registros de voz.

Si Misael Browarnik Beiguel, conocido artísticamente como Michel Brown, actor y cantante argentino, versionó «Lamento boliviano», la presentadora de gala, Carolina Gaitán, se atrevió con el vallenato, «La Bicicleta», el tema de los colombianos Carlos Vives y Shakira que arrasó durante el verano de 2017.

Víctor Elías, que interpretó a Guille en la serie «Los Serrano», enseñó al público un ritmo tropical que dio pie a la canción «Un país tropical», compuesta por el cantante y compositor brasileño Jorge Ben Jor, interpretada por Alejandro Claveaux y Laila Garin.

Clara Alvarado y Mane de la Parra cantaron la ranchera «Me gustas mucho», cantada por Rocío Durcal, y al grito de «¡Viva México!», animaron al publico a corearla y dar palmas.

Tras esta palabra, Reynaldo Pacheco cantó el vals peruano «La flor de la canela», compuesto por la cantautora Chabuca Granda.

El cantante y compositor colombiano Sebastián Yatra interpretó «Una noche sin pensar», una de las actuaciones más esperadas y aplaudidas de la noche.

Antes, Chaparro volvió a retomar «La macarena» para convertirla en un reguetón que a juicio de Carolina Gaitán «le falta calle».

Iberoamérica también es flamenco, y por ello, subió al escenario la representante de España en Eurovisión 2023, Blanca Paloma, que cantó «Eaea».

Con este tema la cantante quiso rendir homenaje al cineasta recientemente fallecido Carlos Saura y durante su actuación se emitieron imágenes de la películas «Bodas de sangre» (1981)

Cergio Prudencia, ganador el premio a la mejor música por «Utama», tras recoger el premio se ha despedido con unas palabras en quechua, familia lingüística con nueve variantes, que en la actualidad cuenta con más de diez millones de hablantes en Chile, Ecuador, Bolivia, Colombia, Argentina, Brasil y Perú.

Uno de los momentos más emotivo fue la entrega del Platino de Honor al puertorriqueño Benicio del Toro, que destacó la importancia de recibir este galardón en Madrid, «la capital del mundo hispano».

Del Toro recordó sus inicios den Hollywood, cuando le aconsejaban cambiar su nombre o agrandar sus ojos, una época en la que las dudas sobre los latinos llegaban tanto de los estadounidenses como de los propios hispanos.

«Aunque las cosas han cambiado un poco todavía hoy existe ese problema», lamentó el actor, que aseguró que cuando trabaja hay algo muy importante: «no olvidar quién soy ni de dónde vengo».

La gala echó el cierre con el merengue «Ojala que llueva café del campo», de Juan Luis Guerra, que interpretó la venezolana Alicia Banquez que se despidió del publico con el grito «larga vida a los Premios Platino».

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -