domingo, julio 21, 2024
- Publicidad -

«El Androide» del Manchester City sigue sumando goles

- Advertisement -

CARACAS.- Erling Haaland agrandó su particular exhibición y agigantó sus cifras también en la Copa de Inglaterra. El noruego llevó a su equipo, el Manchester City, a una nueva goleada 6-0 y a sus quintas semifinales consecutivas en una competición que se acabó para el Burnley.

No tiene fin la voracidad del atacante vikingo, que ha cerrado su magnífica semana con nueve goles. Al del Crystal Palace el pasado fin de semana en la Premier y los cinco logrados contra el Leipzig en la Champions les añadió este triplete.

Tal producción sirvió para sentenciar el choque antes del intermedio, el cual acabó en goleada por el aporte de Julián Álvarez, que hizo dos, y Cole Palmer.

Haaland ya acumula 42 goles entre todas las competiciones y, esta tarde, llevó a la red los dos primeros balones que tocó en el encuentro.

Puede leer más en: CON HAALAND, A POR TODO

El regreso de Vicent Kompany al Etihad le dio un aire amistoso al preámbulo. 360 partidos con los sky blue, 62 con Guardiola como entrenador son cifras para tener en cuenta. Así lo vio también el público de Mánchester ante el que fue su capitán.

Pero no tuvo opción ante el cuadro de casa, que logró un nuevo registro. Convirtió al City en el tercer equipo en alcanzar cinco semifinales seguidas en la FA Cup junto al Manchester City de 1962 a 1966 y el Arsenal, desde el 2001 al 2004. Es la sexta vez en siete temporadas que el conjunto ciudadano sobrevive y se instala entre los cuatro mejores del torneo.

Insaciable Haaland y voraz City, que en dos encuentros ha marcado trece goles. Siete al Leipzig, seis al Burnley, que se mantuvo el pie solo media hora con una atrevida puesta en escena, pero que se diluyó paulatinamente.

Fue en el 32 cuando Haaland entró en escena. Abrió el marcador en una acción que arrancó con un saque del portero, Stefan Ortega, directamente al noruego que hizo la pared con Álvarez. Metió la puntera el delantero ante la salida del meta y llevó la pelota a la red.

Cuatro después llegó el segundo. En una carrera por la izquierda de Phil Foden que terminó con un centro al área donde llegó, fiel a la cita, el delantero. No falló.

Frenó el vendaval el Burnley. Alcanzó el intermedio con solo dos tantos en contra. Aunque todo cambió después. Riyad Mahrez pudo hacer el tercero, aunque Peacock Farrell intervino con una gran parada. Pero a continuación, en el 59, llegó el tercero del City y de Haaland. Foden tiró y la pelota pegó en el palo, posteriormente, le cayó en los pies al killer que no perdonó.

Pep Guardiola dio el objetivo por cumplido. Dosificó fuerzas e hizo cambios. Desapareció del campo Haaland, pero la maquinaria no frenó. En el 62 llegó el cuarto, de Julián Álvarez, a puerta vacía, tras una buena acción de Kevin De Bruyne.

Seis más tarde el quinto, firmado por el joven Cole Palmer, que sustituyó a «El Androide», que empujó el balón a la red después de un centro al área de Foden, otro de los destacados.

El sexto lo anotó, de nuevo, Álvarez, que se recorrió la mitad del campo tras recibir la bola de De Bruyne, encaró al meta y resolvió para alargar la avalancha y sellar la clasificación hacia las semifinales de Wembley del City.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -