jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

Cardenales no se rinde y apagó la samba de los Tiburones

- Advertisement -

CARACAS.- Con mucho suspenso en la jornada de este lunes, Cardenales de Lara logró conseguir una victoria de suma importancia para mantenerse con vida en este todos contra todos luego de vencer 8-6 a los Tiburones de La Guaira en entradas extras.

El experimentado Hernán Pérez fue el héroe sin capa de los crepusculares debido a que, cuando el juego se encontraba igualado 6-6 en el 11mo, pegó un cuadrangular de dos anotaciones que dejó frío al conjunto escualo, así como a toda la fanaticada guaireña que se hizo presente en el Estadio Universitario para apoyar a los suyos.

Pero cuatro horas antes de que esto ocurriera, las acciones habían comenzado favorablemente para los de casa luego de que Balbino Fuenmayor le pegara un sencillo productor de una al abridor crepuscular, Luis Lugo.

La mínima diferencia en la pizarra del Universitario desapareció una entrada más tarde con Alí Sánchez igualando las acciones con un machucón atrapado por el receptor Francisco Arcia, que no pudo evitar que Ildemaro Vargas pisara el plato al irse embalado.

Dicha anotación terminó siendo la única de un episodio en el que los alados dejaron un par de hombres en las bases, ya que el inicialista salado, Aldo Montes, pudo salir del aprieto en el que se encontraba al dominar a Javier Sanoja con un rodado que finalizó el capítulo.

El tanteador se volvió a mover a la altura del 4to acto con el bambinazo de cuatro esquinas para Juniel Querecuto, que puso adelante a los Cardenales 3-1 luego de que Rangel Ravelo también pisara el home.

A partir de ese momento, los dirigidos por Henry Blanco tuvieron que remar de atrás en la contienda apoyándose en el aliento que le podían brindar los 9,388 espectadores en las tribunas.

Sobre todo después de que el mencionado Ravelo contrarrestara con un hit remolcador de dos en el 5to el jonrón solitario que Ángel Reyes le había pegado a Lugo un pasaje atrás y así darle un colchón de tres anotaciones (5-2) en el electrónico al cuerpo de relevistas.

Dicho trabajo lo inició Andrés Sotillet, quien no tuvo su mejor noche sobre el morrito al darle un pelotazo a «Balbineitor», que terminó engomándose gracias al segundo cuadrangular de la jornada para Reyes que volvió a poner en carrera al elenco de casa y sacó del compromiso al refuerzo tomado de los Caribes de Anzoátegui después de retirar un solo out. Los fanáticos en las gradas ya gritaban de júbilo porque la posibilidad de la remontada estaba latente.

La sensación de que La Guaira podía voltear la situación la entregaban los propios jugadores barquisimetanos al ser incapaces de cerrar definitivamente el partido, cuando tuvieron sus oportunidades de seguir anotando en los siguientes tres episodios.

Tanto en el 6to, como en el 7mo y 8vo, el elenco de Carlos Méndoza gozó de ocasiones claras para estirar su ventaja en la pizarra al iniciar los capítulos con par de corredores en circulación; sin embargo, de todos estos el único que acabó pisando el pentágono central fue Juniel Querecuto en penúltimo pasaje luego de un rodado de sacrificio al campocorto de Sanoja.

Con la desventaja del 6-4 y una última oportunidad de igualar el juego, Odúbel Herrera le dio una mano involuntaria a La Guaira en su afán por remontar, ya que nuevamente Reyes hizo de las suyas al iniciar la entrada ante Vicente Campos con un hit para luego anotar la del descuento por un error grosero del jardinero central luego de que Wilson García pegara una conexión fácil de dominar en su dirección.

La equivocación acabó con la concentración de Campos, quien perdió la zona de strike al entregarle un boleto a Arcia que dejó hombres en primera y segunda para Maikel García con dos outs. En esta situación el campocorto salado no falló y propinó el tablazo que todos los seguidores guaireños estaban esperando para empatar el marcador.

Finalmente, José Adames, en rescate de su compañero, pudo salir del problema mayúsculo en el que se encontraban los Cardenales con las bases llenas, dos outs y Danry Vásquez en la caja bateo, quien dio una línea sólida hacia Querecuto que la tomó de aire para irse a los extrainning.

No fue sino hasta el 11mo episodio, cuando apareció la figura de Hernán Pérez, que hasta ese momento tenía de 4-0 en la jornada, para dar un tablazo gigante con Herrera en circulación que, en un principio, parecía que no se iba, pero al final sí acabó llegando a las gradas de la izquierda que terminó con los cantos y celebraciones de los guaireños en las gradas.

Luis Madero tuvo la responsabilidad de cerrar nuevamente la victoria, tan necesitada, para los visitantes y no falló en su misión, pese a que Rafael Marchán le dio un doble que le dio un poco de vida a las esperanzas de los Tiburones. Resultado final 8-6.

José Adames (1-0) se alzó con la victoria, Jonathan Petit (0-1) cargó con el duro revés y el mencionado Madero logró su primer salvado del Round Robin. El MVP se lo quedó Hernán Pérez con su cuadrangular definitorio.

Este festejo aún mantiene con vida a los pájaros rojos en su muy complicada pelea por llegar a la zona de clasificación para la final. Todavía continúan en el sótano de la tabla con 4-8, pero ya cortaron la racha de cuatro caídas en fila que los hace ponerse a dos juegos del tan ansiado segundo lugar.

Los Tiburones, por otra parte, dejaron escapar la gran oportunidad de quedarse en solitario en la cima del todos contra todos, ya que esta derrota los dejó igualados en el primer lugar del torneo con los Leones del Caracas en 7-5.

Mañana, se vivirá una jornada de infarto en el Estadio de la UCV con los dos equipos líderes de la pelota venezolana enfrentándose por última vez en esta fase de la postemporada, en la que el ganador podrá dar un paso significativo en su camino hacia la gran final de la LVBP 2022-2023.

Deinelbith Blanco/Unión Radio

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -