domingo, julio 14, 2024
- Publicidad -

El Arsenal baila al ritmo de Odegaard y compañía

- Advertisement -

CARACAS.- Impulsado por un error grosero del portero Hugo Lloris y el talento de Martin Odegaard, decisivo otra vez, el Arsenal dio un golpe de autoridad en la Premier al triunfar 0-2 en el derbi del norte de Londres ante el Tottenham para alargar su renta como líder de una competición cuyo éxito cada vez tiene más cerca.

No flaquea el conjunto de Mikel Arteta a pesar de la presión a la que intentan someterle unos rivales que resbalaron este fin de semana. Especialmente el Manchester City, batido en el derbi ante el United y que ahora se queda a ocho puntos de los ‘gunners’, los más fiables hasta ahora en el torneo.

Aunque aún resta toda una vuelta para definir el campeón, nadie ofrece tanta regularidad como el Arsenal que lidera Odegaard, sostenido por el portero Aaron Ramsdale, que acudió al rescate cuando el Tottenham intentó reaccionar, y resuelto por la inspiración de Bukayo Saka, una pesadilla permanente para los adversarios.

El derbi londinense se desequilibró al cuarto de hora por culpa de una fatalidad del meta local, Hugo Lloris. Recibió el balón por la derecha Saka y se adentró en el área hasta la línea de fondo. Desde allí, sin ángulo, lanzó un centro que se topó con el portero francés que introdujo el balón en su propia portería luego de un intento fallido de despeje.

El tanto frustró a los Spurs que se vieron en contra en un duelo hasta ese momento igualado que aprovechó el Arsenal para hacer suyo en plena depresión local. Thomas Partey tuvo el segundo con un bombazo de afuera, pero su disparo dio en el poste. El gol llegó poco después.

Odegaard, una vez más, volvió a desplegar su talento y protagonizó una jugada con la marca de la casa. El noruego recibió el balón de Saka y desde fuera del área ejecutó un tiro potente, raso, que superó otra vez a Lloris.

Buscó la reacción antes del descanso el conjunto de Antonio Conte que se topó una y otra vez con Ramsdale. Así ocurrió en un remate de cabeza de Harry Kane justo antes del intermedio. Y después, en la reanudación, en otra clara de Ryan Sessegnon que el meta sacó con el pie.

Acentuó su empuje el conjunto de Conte con un juego directo, apresurado y con todo su arsenal ofensivo sobre el terreno de juego. De nada valió. Se mostró sólido el conjunto de Arteta, firme en la zaga y con su portero en plena inspiración para cerrar la victoria, acentuar el liderato y elevar las dudas de su rival.

EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -