lunes, julio 22, 2024
- Publicidad -

Gasolineros italianos reprochan al Gobierno el encarecimiento del carburante

- Advertisement -

ROMA.- Diversas asociaciones de gasolineros y de consumidores italianas culparon hoy al Gobierno del repentino aumento del precio del carburante con el año nuevo, por no haber mantenido la medida que contenía los impuestos especiales.

La primera ministra, Giorgia Meloni, y su ministro de Economía, Giancarlo Giorgetti, se reúnen este martes con el comandante de la Guardia de Finanza (policía de delitos fiscales), Giuseppe Zafarana, para estudiar medidas contra la «especulación», según un comunicado.

Meloni ha asegurado en los últimos tiempos que para contener el precio de los carburantes no solo se requieren ayudas económicas, sino también atajar la supuesta «especulación» de los productores.

En cualquier caso, el precio de los combustibles ha vuelto a subir desde el 1 de enero. Por ejemplo, el litro de gasolina y el gasóleo alcanzó la primera semana del año los 1,81 y 1,86 euros brutos respectivamente, 16 céntimos más respecto a la semana precedente.

Pero ha llegado a alcanzar los 2,5 euros en algunas estaciones de la red de autovía.

Las asociaciones de gasolineros y de consumidores aseguran que esto se debe a que el Gobierno ha permitido el aumento de una serie de impuestos especiales que se incluyen dentro del precio final, algunos aplicados hace décadas y jamás eliminados, como el que sufragó las ayudas por el aluvión de Florencia de 1966.

La Federación Autónoma Italiana de Gasolineros (FAIB) aseguró que este encarecimiento está «vinculado a la reintroducción plena» de dichos impuestos especiales, aplacados por el Gobierno precedente, presidido por el economista Mario Draghi hasta el pasado octubre.

Tal es así que, según sus cálculos, llenar el depósito de un coche con gasolina cuesta hoy de media 15 euros más que hace diez meses.

«Expresamos la máxima preocupación por la decisión del Gobierno y subrayamos que los gestores de los carburantes no determinan el precio, que siempre fue decidido e indicado por las compañías petrolíferas», alegó el presidente de FAIB, Giuseppe Sperduto.

Por su parte, la asociación de consumidores Assoutenti denunció lo que considera «una nueva emergencia en Italia» causada por «la no renovación del recorte de los impuestos especiales».

La organización Codacons entrevió «anomalías y especulaciones» en esta tendencia porque, a pesar de los impuestos especiales, el precio del carburante debería reducirse por «la caída de la cotización de las petrolíferas». EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -