miércoles, julio 17, 2024
- Publicidad -

Retiran estatua de Catalina II en Odesa como parte de desrusificación

- Advertisement -

LEÓPOLIS.- La estatua de la emperatriz rusa Catalina II ha sido retirada de la ciudad ucraniana de Odesa como parte de la «desrusificación» del espacio público en Ucrania.

«Agradezco a los residentes de Odesa, quienes expresaron su posición de que la herencia imperial rusa no tiene cabida en la Ucrania moderna, legal y democrática», dijo hoy el jefe de la administración militar regional local Maksym Marchenko, que calificó de «acontecimiento histórico» la retirada de la estatua.

«Agradezco a los miembros del Ayuntamiento de Odesa por tomar la decisión correcta», agregó.
Según los fotógrafos locales Kostiantin y Vlada Liberov, la estatua fue retirada «de forma civilizada» tras un proceso que duró casi todo el día. Ahora será entregada a un museo local para su conservación.

«Tenemos pleno derecho a decidir qué monumentos pueden y cuáles no pueden estar en nuestras ciudades», escribieron en su cuenta de Instagram.

Los llamamientos para retirar la estatua de la emperatriz rusa, que se erigió en una de las plazas centrales de la ciudad en 2007, se hicieron más fuertes inmediatamente después del inicio de la invasión rusa de Ucrania, el pasado 24 de febrero.

La estatua fue manchada dos veces con pintura roja en septiembre y también se le colocó un cartel en el que se equiparaba a Catalina «la grande» con el presidente ruso, Vladimir Putin.

La historiografía rusa atribuye a Catalina II la fundación de Odesa que se convertiría en un importante puerto del Mar Negro.
Los ucranianos señalan que atribuirle ese papel es exagerado ya que durante siglos existieron varios asentamientos en el mismo lugar.
Catalina II es mejor conocida en Ucrania por destruir los últimos vestigios que quedaban del estado cosaco autónomo que existió en su territorio en los siglos XVII y XVIII.
La emperatriz también limitó los derechos del campesinado ucraniano, que sería tratado como esclavo hasta la abolición de la servidumbre en 1861.
La remoción de su estatua es solo un paso más en la campaña de «desrusificación» destinada a eliminar los rastros de la dominación rusa de la política y la cultura ucranianas que duró gran parte de los casi tres siglos que precedieron a la independencia del país en 1991.
Cientos de calles en ciudades de Ucrania han cambiado de nombre en los meses posteriores al inicio de la invasión.

Los nombres de figuras históricas rusas han sido reemplazados por aquellos que tenían una relación más directa con Ucrania o la historia de sus ciudades y pueblos.

Si bien en algunos casos los cambios afectaron a figuras políticas que desempeñaron un papel directo en asegurar el control de Rusia sobre Ucrania hay calles e instituciones que llevan el nombre de rusos como el austronauta Yuri Gagarin o el escritor Fedor Dostoyevski, que también están en el punto de mira.
El filósofo ucraniano Volodymyr Yermolenko explicó en un artículo para Foreign Policy que nombrar calles en cada ciudad, pueblo o aldea fue uno de los muchos instrumentos del imperio ruso, tanto en su forma zarista como soviética, para designar y controlar su espacio colonial y borrar la memoria local.
Escritores rusos, como Pushkin o Lermontov, subraya, a menudo promovieron el «discurso imperialista, la conquista y la crueldad idealizadas» en Ucrania y el Cáucaso, mientras guardan silencio sobre las consecuencias.

Los partidarios de la eliminación de topónimos y estatuas vinculados a Rusia dicen que facilita el redescubrimiento de la verdadera historia del país, silenciada durante mucho tiempo durante el período de dominación rusa, y sus vínculos con el resto del mundo, al mismo tiempo que ayuda a reflejar la historia más reciente.

Por ejemplo, la calle Fedor Dostoyevski en Kiev ha sido renombrada recientemente en honor al artista pop Andy Warhol cuyos padres abandonaron Ucrania antes de que él naciera.
La calle Gagarin en la ciudad de Khmelnytskyi ha sido renombrada en honor a los Héroes de Mariupol, mientras que la calle Leon Tolstoi en Leópolis ha sido renombrada en honor al difunto líder de una de las iglesias ucranianas, Lubomyr Husar.
EFE

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Advertisement -

NOTICIAS RELACIONADAS

- Advertisement -