EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Vicente Bello advirtió que el CNE busca dispersar el proceso de validación de firmas

El representante de la MUD advierte que el ente comicial pretende colocar menos captahuellas donde hay más firmantes y más máquinas donde las rúbricas son escasas lo que “atenta contra el proceso de validación”

18/06/2016 | 03:41 pm


CARACAS.- Vicente Bello, representante electoral de la Mesa de la Unidad Democrática –MUD-, explicó que la han demostrado el Consejo Nacional Electoral –CNE- que 300 máquinas captahuellas asignadas no son suficientes para validar las firmas pues cada elector necesitar alrededor de un minuto para validar su rúbrica. “Si lográsemos mantener un flujo permanente de personas en esas 300 máquinas, estaríamos validando en esos 5 días aproximadamente 600 mil personas, ni siquiera la mitad de un millón 350 mil que es la expectativa nuestra de validar todas las firmas autorizadas por el CNE”.

“Son 300 máquinas distribuidas en 128 centros en distintos municipios. La dificultad está en que algunos de esos municipios no son los que tienen la mayor población de firmas autorizadas a validar y tampoco son los municipios donde existe mayor  concentración, desde el punto de vista de población electoral. Eso fue hecho adrede para dificultar la movilización a estos centros”, detalló.

“Le insistimos al CNE que duplicase la cantidad  numero de máquinas y que ampliase los puntos de validación proporcionalmente a aquellos municipios donde existe mayor cantidad de firmantes”, precisó.

Bello subrayó que el CNE insistió en mantener la misma cantidad de maquinas y puntos y solo accedió a ampliar los centros de validación por municipio.  “En reuniones los directores regionales sacaron de la manga unas proposiciones completamente distintas a lo planteado que no tenían que ver con la mayor concentración de firmantes sino todo lo contrario”.

Explicó que el Partido Socialista Unido de Venezuela –PSUV-, a nivel regional a través los directores regionales del CNE, convirtió la ubicación de esos 28 puntos en un nuevo obstáculo. “Al ubicarse esas cantidades de máquinas en municipios donde no se tienen suficientes electores se va a estar perdiendo el tiempo”.

“Eso se va a convertir en un gran cuello de botella para obstaculizar el proceso de validación  junto con la amenaza permanente de que si se produjese cualquier alteración del orden público, el CNE podría interrumpir el proceso”, alertó Vicente Bello.

Al finalizar, el representante de la MUD ante en ente comicial aclaró que una persona que vota en un estado podrá dirigirse a cualquiera de los puntos en ese estado a validar su firma.

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio