EN VIVO NOTICIAS



AVN

Unos Juegos Bolivarianos para llorar

30/11/2017 | 06:00 am


El inicio del ciclo olímpico de Venezuela rumbo a los juegos olímpicos Tokio 2020 comenzó con el pie izquierdo para la delegación criolla. El contundente retroceso mostrado en la XVIII edición de los juegos bolivarianos en San Marta, Colombia, debe servir como un llamado de atención tanto para el comité olímpico venezolano(COV) como al ministerio del deporte (MPPPD) y el (IND), para hacer los ajustes necesarios de cara a los próximos eventos internacionales.

Las medallas obtenidas por la delegación venezolana estuvieron muy por debajo de las proyecciones, que ya de por si eran bastante discretas  y que previamente fueron  dadas a conocer por los entes oficiales. Síntomas claros de que internamente los niveles de confianza en el grupo no eran las mayores y mucho menos de grandes expectativas. Y vaya que los juegos lo dejaron en claro, un déficit de 67 doradas y 165 preseas menos que las obtenidas en Trujillo, Perú en el 2013.

Los juegos en Santa Marta dejaron un sin fin de récords para la delegación colombiana, los cuales dejaron muy mal parada a la venezolana. Record de medallas de oro obtenidas en unos juegos (213), mayor diferencia en la historia de los juegos en doradas entre los dos primeros (119) y máxima diferencia en el total de medallas entre los punteros (168), dejaron al desnudo a los nuestros, evidenciando el progreso de los colombianos en la última década y el claro retroceso de los venezolanos en el mismo periodo.

No podemos olvidar que de las dieciocho (18) ediciones de los juegos bolivarianos, la delegación venezolana logró salir vencedora en trece (13) ediciones de manera consecutiva, desde 1961 hasta el 2009, batiendo cualquier cantidad de registros y mostrándose muy superior a sus rivales, algo que hoy lamentablemente se ha perdido y las cuales se han presentado gracias a muchos factores que sufre nuestro país en la actualidad. La muestra. Las victorias colombianas en las últimas dos ediciones.

Para mal de males nuestras principales cartas para medallas doradas se fueron sin pena ni gloria de los juegos. Los malos resultados de los medallistas olímpicos Yoel Finol y Stefany Hernández, el oro olímpico en Londres 2012 Rubén Limardo, su hermano Francisco, el pugilista Gabriel Maestre, quienes pese a gozar de todo el apoyo a disposición en el extranjero no pudieron subir a lo más alto del podio. Un detalle que no puede pasar por debajo de la mesa. Sólo Robeilys Peinado cumplió a pesar de todas las dificultades que vivió previo al evento, como también la natación, pesas, lucha y atletismo, entre algunas disciplinas que obtuvieron importantes logros.

La falta de inversión y planificación  han sido alguna de las principales causas del fracaso deportivo nacional en la actualidad. Con una escasa estructura para la práctica de cada disciplina, sumado a las dificultades que vive cada atleta en el día a día, teniendo que lidiar en un ambiente lleno de obstáculos, donde la innovación no está presente y cuya preparación está condicionada según la disciplina, en la cual no todos reciben los mismo beneficios, son detalles que pasan factura en el ámbito competitivo internacional y más en el tiempo.

Lo único positivo es que el ciclo olímpico apenas inicia. Los recientes resultados de los juegos bolivarianos pueden ser la realidad innegable que los entes oficiales necesitaban conocer para poder hacer los ajustes y regresar a Venezuela al nivel competitivo que todos deseamos. No es momento de buscar excusas y culpables ajenos. El fracaso lleva a los grandes a surgir nuevamente y a buscar el mayor nivel de excelencia. Esperemos ocurra en Venezuela y no nos quedemos esperando un nuevo milagro olímpico.

Por Giancarlo Figliulo

¿Cree usted que se lograrán resultados positivos en el diálogo entre gobierno y oposición este viernes 15 de diciembre en República Dominicana?

Loading ... Loading ...