EN VIVO NOTICIAS



EFE

Perú está de vuelta

17/11/2017 | 11:19 am


Perú todavía esta de fiesta, y no es para menos 36 años tuvieron que esperar para sentirse nuevamente Mundialistas. Varias generaciones de futbolistas, entrenadores, dirigentes y hasta fanáticos pasaron a lo largo del tiempo sin poder hacer realidad un sueño colectivo. El fútbol peruano, eliminatoria tras eliminatoria daba la sensación de haber perdido el norte, de no encontrar la formula del éxito y arroparse en la cobija del fracaso y los escándalos extradeportivos.

España 1982 fue su última participación en un Mundial. Teofilo Cubillas el gran líder de ese equipo acompañado de extraordinarios jugadores como Julio César Uribe, César Cueto o Guillermo La Rosa fueron por muchos años los grandes protagonistas en las sobremesas peruanas, recordando esa participación donde enfrentaron a Italia, Camerún y Polonia.

La aventura ibérica, acabó pronto al no poder pasar de la fase de grupos, pero dejaron en ese momento la sensación en el pueblo peruano, de tener un equipo capaz de competir para las próximas eliminatorias de México 86. El seleccionador brasileño de ese entonces Tim, era el encargado de mantener una línea que el tiempo y los fracasos deportivos torcieron. Se perdieron generaciones de futbolistas como Nolberto Solano, José Guillermo “Chemo” Del Solar o Claudio Pizarro.

Perú había aceptado su realidad. Tocaron fondo, pero no querían desperdiciar otra ocasión de revertir la historia. Todo empezó hace poco más de dos años cuando la Federación Peruana de Fútbol contrató al argentino Ricardo Gareca, trazando un plan a largo plazo con el objetivo puesto en Catar 2022, pero sus previsiones se adelantaron para Rusia 2018.

El plan se basó en un proyecto estable, en construir un equipo de garantías identificando los jugadores correctos sin importar su edad o realizando el famoso e incomodo fin de ciclo. El técnico argentino, devolvió la confianza a un grupo hundido, generó ambición, solidaridad, y compromiso, al tiempo que desterró, haciendo frente a las críticas, a antiguas ‘vacas sagradas’ de la selección como Claudio Pizarro y Juan Manuel Vargas.

Gareca fue inteligente. Utilizó la Copa América Centenario 2016 de Estados Unidos para armar el equipo y dar el golpe definitivo para el regreso histórico al Mundial. Fue un ensayo y error.

Con Paolo Guerrero como gran capitán, la confianza puesta en jóvenes valores como Édison Flores, Christian Cueva, Renato Tapia y Miguel Trauco pronto comenzó a surtir efecto con históricos resultados como los inéditos triunfos en Paraguay (1-4) y Ecuador (1-2), nunca antes logrados en eliminatorias. También hay que recordar esos puntos obtenidos tras la sanción a Bolivia por alineación indebida. Cuando Perú, se dio cuenta que estaba en la pelea de nuevo, reaccionó y tomó la oportunidad.

Ya en el repechaje ante Nueva Zelanda, se sobrepuso al durísimo golpe de la sanción de Guerrero por su caso de dopaje. La gran unión del combinado peruano se vio aún más reforzada. Llegar al Mundial en honor a Paolo se convirtió en una cuestión de estado, lo lograron deportivamente fueron superiores al rival. Ahora confían en tener a su goleador para Rusia.

Sudamérica volvió a demostrar que tiene las eliminatorias más potentes y apasionantes del mundo. Pleno, cinco de cinco en clasificados (Brasil, Argentina, Colombia, Uruguay y Perú) mientras en Venezuela se trabaja para Catar 2022, el ejemplo de los peruanos de regresar a un Mundial luego de tres décadas de ausencia debe servir de motivación para alcanzar algún día el sueño mundialista.

Por: Richard Molares