EN VIVO NOTICIAS



Manifestantes se concentran en apoyo al paso de la Ley DREAM hoy, miércoles 6 de diciembre de 2017, en Washington (EFE)

Miles de personas piden ante Congreso de EEUU solución para los “soñadores”

06/12/2017 | 05:51 pm


WASHINGTON.-Miles de personas se reunieron hoy a los pies del Capitolio de Estados Unidos para pedir una solución inmediata a la situación migratoria de los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”, además de aquellos beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) que ven peligrar su prórroga.

Bajo lemas como “Dream Act Limpio Ya”, y “Salvar el TPS”, miles de personas se sumaron a una protesta cerca de las escaleras del Congreso para urgir a los legisladores en su labor por aprobar una ley que ayude a los inmigrantes que han hecho de Estados Unidos su país a regularizar su situación y alejarse de la incertidumbre.

Fátima Coreas, soñadora y miembro de la organización pro derechos de los inmigrantes Casa Maryland, insistió en entrevista con Efe en la necesidad de que los congresistas aprueben una ley antes de que concluya el año para que los jóvenes como ella puedan vivir tranquilos y continuar con sus vidas.

“No queremos más dinero para centros de detención, más agentes de inmigración en nuestras comunidades aterrorizando a nuestras familias. Por eso exigimos que el Congreso actúe ya, ya que sabemos que el próximo año muchos de ellos se van a reelegir y se van a enfocar en sus campañas”, explicó.

El temor de estos jóvenes se consumó cuando en septiembre el presidente estadounidense Donald Trump revocó el programa de acción diferida que implementó su predecesor, Barack Obama, una orden ejecutiva para evitar la deportación de los “soñadores” a falta de una acción legislativa definitiva en el Congreso, aunque el plazo de dicha revocación vencerá en marzo.

Más 900.000 jóvenes inmigrantes que llegaron al país siendo niños se beneficiaron de este programa durante los últimos 5 años, con un alivio a la deportación y un permiso laboral que les abrió las puertas a un estatus temporal de casi plenos derechos.

Sin embargo, la decisión de Trump les ha colocado en la cuerda floja, y muchos temen que los congresistas no se pongan de acuerdo para rubricar una ley que les permita respirar tranquilos.

EFE