EN VIVO NOTICIAS



Foto - Grada Digital

Las penurias de los estadios en Venezuela

26/10/2017 | 06:00 am


La realidad de los estadios venezolanos es cada vez más preocupante y sin alguna solución en el camino. Lo que es motivo para muchos países como fuente de ingreso y orgullo, donde incluso el turismo genera la curiosidad de millones quienes se acercan a diario a las diferentes estructuras emblemáticas del deporte mundial, nos ponen a pensar de la forma de ver las cosas en la cotidianidad venezolana hacia sus pintorescos escenarios.

Una pregunta que nos hacemos cada día quienes vivimos del deporte es ¿Cómo hacen los estadios venezolanos para poder albergar a los diferentes equipos profesionales que hacen vida en ellos? La respuesta es simple. Inercia y nada más. Esas son las únicas opciones que les quedan a quienes intentan llevar el deporte a sus fanáticos, los mismos a su vez, deben hacerse por momentos hasta de la vista gorda para poder disfrutar su estadía en los recintos deportivos nacionales.

Cuando buscamos las causas del porqué de la destrucción de cada uno de ellos no hay que ser muy inteligente para saber sus motivos. La longevidad, la falta de mantenimiento y el desarrollo de nuevas obras, son las causas más comunes de la autodestrucción de los mismos. Las promesas incumplidas de nuevas obras para el deporte también conllevan a que cada vez haya menos espacios para la práctica. Estos y muchos otros motivos son la causa de la triste realidad de nuestros estadios.

Y es que no hay disciplina que se salve de tan vetustas estadios. Sin ir muy lejos, béisbol, baloncesto, fútbol, atletismo, natación, por sólo mencionar algunos, son las diferentes disciplinas que sufren en carne propia la desidia de sus estructuras, las cuales ya vencidas no dan más en su vida útil y terminan siendo más un sufrimiento que una solución. Llevando en algunos casos que un solo estadio albergue hasta cinco clubes profesionales por falta de oferta. Algo único en el mundo.

Lo peor del caso es que las pocas obras que se han realizado en el país en las últimas décadas han pasado sin pena ni gloria, algunas ya en el olvido, otras inconclusas y ya en ruinas. No bastaron la Copa América en el 2007, los diferentes juegos nacionales juveniles y otros eventos de corte internacional para poder tener estadios envidiables para el continente. Lo más deplorable de todo es que muchas de estas ya se encuentran en peor estado que otras realizadas hace más de treinta años. Increíble

El futuro no es prometedor. Hoy son pocas los nuevos proyectos y menos aquellos que estén en su etapa de elaboración. Ya son casi cinco años de prometido el estadio Hugo Chávez para la capital, el mismo sigue en obras. Otro caso es el futuro estadio de Tiburones de la Guaira en el estado Vargas, cuya entrega ya lleva años retrasado. Amén de esto no hay ideas de futuros estadios en el país para ninguna disciplina.

Es una lástima que seamos un país con poco sentido de pertenencia y de escasa cultura para que los estadios deportivos venezolanos sean materia de orgullo y oferta turística nacional. Más teniendo escenarios que en sus momentos fueron joyas arquitectónicas y tesoros deportivos nacionales, a los cuales hasta se les pudo sacar provecho turístico que los hiciera autosustentable en el tiempo y motivo de orgullo para todos los venezolanos. Esperemos vengan mejores tiempos.

Por Giancarlo Figliulo

¿Usted va a votar en las elecciones municipales del 10 de diciembre?

Loading ... Loading ...