EN VIVO NOTICIAS



Tortuga verde Australia

Estudio revela que tortugas verdes en Australia han dejado de criar machos

08/01/2018 | 02:05 pm


Tortuga verde Australia

GINEBRA.- Un estudio elaborado por WWF reveló hoy que el aumento de las temperaturas contribuye a que la composición de las colonias de tortugas verdes del norte de la Gran Barrera de Coral (este de Australia) esté dominada por hembras y que la cría de machos sea muy minoritaria en esta zona.

Esta es una de las comunidades más importantes del mundo, ya que agrupa unas 200.000 hembras reproductoras, aunque WWF advierte, en un comunicado, que podría colapsarse sin la presencia de más machos.

El sexo de estos animales viene determinado por la temperatura de incubación de los huevos, siendo hembras aquellas que se incuban en un nido más cálido.

Así pues, el estudio concluyó que el aumento de las temperaturas en el norte de Queensland (Australia), vinculado al cambio climático, es el motivo del crecimiento de la población femenina.

Para identificar su sexo y su origen de anidación, los científicos capturaron tortugas verdes en el archipiélago de Howick, donde se alimentan, y les practicaron pruebas genéticas y de endocrinología.

Tortuga verde Australia

La investigación desveló que de las tortugas verdes procedentes de las playas del norte, el 86,8 % eran hembras mientras que el porcentaje de las hembras procedentes de las playas más frías del sur es más moderado, entre un 65 y un 69 %.

Uno de los autores del estudio, el doctor Michael Jensen, aseguró que las tortugas verdes del norte de la Gran Barrera de Coral han estado produciendo principalmente hembras durante más de dos décadas “lo que resulta en un sesgo extremo”.

“Este estudio es muy importante porque proporciona una nueva comprensión sobre lo que están viviendo estas poblaciones”, añadió Jensen.

Tortuga verde Australia

“Conocer la proporción actual de hembras en edad adulta y reproductora y cómo puede afectar esto dentro de 5, 10 y 20 años cuando las crías hayan crecido puede ser muy valioso”, concluyó el autor.

El estudio se realizó a través de WWF Australia y contó con la colaboración de la directora del proyecto de especies marinas del WWF, Christine Hof. EFE