EN VIVO NOTICIAS



Día mundial de la Radio: el medio que unió a los ciudadanos

CARACAS.- En enero del 2013, en la reunión número 67 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se aprobó formalmente la proclamación de la Unesco para el Día Mundial de la Radio cada 13 de febrero, mismo día de la creación de la radio de las Naciones Unidas en 1946.

La Unesco estableció que los objetivos de esta celebración se dirijan a concienciar al público y a los medios de comunicación acerca de la importancia de la radio; alentar a los encargados de tomar decisiones a crear y ofrecer acceso a la información a través de la radio; así como mejorar las redes y la cooperación internacional entre los organismos de radiodifusión.

Este es el mensaje de la UNESCO en el Día Mundial de la Radio:

“En esta época de turbulencias, la radio constituye una plataforma sólida para unir a las comunidades. De camino al trabajo, en nuestros hogares, oficinas y campos, en momentos de paz, de conflicto y de emergencia, la radio sigue siendo una importante fuente de información y conocimiento, que trasciende las generaciones y las culturas, nos inspira con la riqueza de la diversidad humana y nos conecta con el mundo. La radio da voz a las mujeres y los hombres de todos los lugares. Es una fuerza al servicio de los derechos humanos y la dignidad y un poderoso factor que permite encontrar soluciones a los problemas que afrontan las sociedades”.

 

La radio es considerada como un medio de comunicación de bajo costo, especialmente apropiado para llegar a las comunidades alejadas y a las personas vulnerables como los analfabetos, los discapacitados, las mujeres, los jóvenes y los pobres, que además ofrece una plataforma para intervenir en el debate público, independientemente de cuál sea el nivel de educación de los oyentes.

Desempeña, asimismo, un papel importante y específico en la comunicación en situaciones de emergencia y en las operaciones de socorro, y a pesar de el avance tecnológico, sigue siendo el medio con mayor audiencia en todo el mundo, por eso la UNESCO hace un llamado a la promoción de la igualdad de género y la emancipación de las mujeres por la radio.

Pero la razón de ser de la radio la da el oyente. La radio es el medio más individualizado de todos, el más personal el que más nos emociona. El único capaz de evocar imágenes en nuestro cerebro, tan fuertes que son capaces de alterar nuestras emociones. Por eso, la radio no puede faltar a su compromiso con la verdad. La radio es una buena amiga  porque no nos ha fallado nunca ni nos fallará.

La historia radial en Venezuela

El 23 de septiembre de 1969 es lanzada en Caracas la primera emisora venezolana dirigida al público joven:Radio Capital. Posteriormente otra estaciones como Éxitos 1090 y Caracas 750 siguen la misma estrategia.

En la década de los setenta la radio se había logrado recuperar debido al uso de radio en vehículos.

La primera emisora en Frecuencia modulada (FM) que emitió su señal en el país es la Emisora Cultural de Caracas el 1 de enero de 1975. En 1983 sale al aire  La Voz de Maraven desde la refinería Cardón, en el estado Falcón. En 1988 nacen en Caracas las primeras FM comerciales: Éxitos 107.3 (1 de julio de 1988), Kys 101.5 (26 de octubre de 1988) y Mundial FM 103.3 (actualmente Radiorama Stereo 103.3).

La sorpresa radiofónica de Orson Welles

En 1938, el Estudio Uno de la Columbia Broadcasting en Nueva York se convirtió en el escenario donde Welles interpretó, acompañado de la compañía teatral Mercury que él mismo dirigía, la novela del escritor británico H.G. Wells, “La guerra de los mundos”: espacio que causó conmoción en Estados Unidos cuando muchos oyentes del programa pensaron que se trataba de una retransmisión verdadera de una invasión extraterrestre.

A pesar de que «la Columbia Broadcasting System (C.B.S.) y sus estaciones asociadas» habían presentando al inicio del programa tanto a Orson Welles como al Mercury Theatre en la adaptación de «La guerra de los mundos» de H. G. Wells, muchos radioyentes sintonizaron más tarde la emisión o, simplemente, no prestaron la suficiente atención a una simple introducción de lo que parecía un programa cualquiera.

La voz de Welles estremeció a los radio oyentes  “damas y caballeros, tengo que anunciarles una grave noticia. Por increíble que parezca, tanto las observaciones científicas como la más palpable realidad nos obligan a creer que los extraños seres que han aterrizado esta noche en una zona rural de Jersey son la vanguardia de un ejército invasor procedente del planeta Marte…»

 

Los datos de audiencia estiman que cerca de 12 millones de personas escucharon la transmisión y otras tantas cayeron presa del pánico abandonando sus casas y colapsando carreteras, estaciones o comisarías de policía. Los teléfonos de emergencia echaron humo durante varias horas recibiendo multitud de mensajes que decían haber visto a los extraterrestres. El polémico acontecimiento, que terminaba con la «muerte» del propio Orson Welles a causa de los gases que emanaban los invasores, pudo ser el fin de su fulgurante carrera, pero visto en perspectiva, aquello, en realidad, no fue más que el inicio de su leyenda.

Hoy día resulta impensable concebir que un fenómeno tan extraordinario como el que aconteció un 30 de octubre de 1938 pudiera volver a suceder. Hace 79 años un joven Orson Welles ponía el mundo patas arriba al provocar el pánico entre miles de personas, convencidas de que Estados Unidos estaba siendo invadida por un ejército de alienígenas.

 “La radio seguirá siendo indispensable para cubrir la actualidad de cada región del mundo y de cada país, en tiempo real y permitir que los jóvenes encuentren su “color musical predilecto “. Hervé Bourges

 Unión Radio

Noticias relacionadas

Especiales

Caracas la “Sultana del Ávila” cumple 450 años

CARACAS.-La ciudad capital, fue fundada el 25 de julio de 1567 por Diego De Losada con el nombre de Santiago de León de Caracas. A comienzos del siglo XX la capital era una pequeña ciudad agrícola en el centro se desarrollaba el comercio, con edificaciones bajas de techos rojos y se desarrollaron pocas obras públicas. […]