EN VIVO NOTICIAS



A 39 años de la muerte de Renny Ottolina

CARACAS.- Un 16 de marzo de 1978, partió el hombre que hizo un antes y un después en la industria de la radio y la televisión. Gran narrador, animador, publicista, corredor de autos de carrera y político venezolano, Renaldo José Ottolina Pinto, mejor conocido como Renny Ottolina, se atrevió a usar el género de los programas matutinos de variedades, capaz de conducir un programa donde se mezclaban los elementos más disímiles, logrando mantener la armonía.

A Ottolina le interesaba deslumbrar solo con los artistas consolidados, magnificados por la soltura del animador, muy alejado del estilo de presentadores muy populares de su época, como los fallecidos Víctor Saume, Alfredo Ledezma, Musiu Lacavalerie o Henry Altuve. Estaba siempre muy al tanto de los avances del mundo, se tomaba años sabáticos para aprender las nuevas tendencias en Europa y poder traer lo mejor a Venezuela.

“El Show de Renny”, fue el programa televisivo que lo catapultó a la fama, lo que hizo que los domingos tuviera un especial llamado “Renny Presenta”, donde la mayoría de los televidentes venezolanos sintonizaban los programas del “Número 1” para aprender, entretenerse y divertirse.

Ottolina creó todo un proceso de producción para llevar al público su famoso cuerpo de baile “Las Chicas de Renny” dirigido por el coreógrafo Jim Huntley, con la música original de Chucho Sanoja dirigida por Carlos Moréan y Renny Ottolina a la cabeza de la dirección y producción del programa.

Varias dificultades enfrentó el animador y productor en su carrera saliendo airoso de cada una de ellas: si un programa le era cancelado, o una televisora le cerraba las puertas, pero el hecho de saber que su hija Rhona no volvería a caminar a raíz de un accidente, así como la muerte temprana de su único hijo, Ronny, le resultaron insalvables, y le agobiaron por el resto de sus días.

Todo lo que Renny anunciaba se vendía, desde cigarrillos hasta una marca de atún enlatado. De hecho, siendo desde la adolescencia, practicante del tabaquismo, la promoción de este producto lo convirtió en el presentador que más hizo en la difusión del hábito en Venezuela. En cierta época, decidió dejarse el cabello largo y se lo lavaba en el estudio para anunciar un shampoo, besar en la boca a un chimpancé, o la distinción de vestir un traje de marca supuestamente francesa, hasta que se descubrió que su fabricación era surcoreana, hecho que aparentemente desconocía el animador.

El amor a su patria lo llevó a presentar “micros” de información y concientización para enseñar a ser mejores ciudadanos. Con su último programa, “Venezuela despierta”, Renny lograba penetrar en el público emitiendo un llamado ante la corrupción administrativa y las falacias de los políticos, que desangraban al país malgastando el tesoro nacional.

El jurista venezolano, Nelson Chitty La Roche, al escribir sobre Ottolina, señaló en una oportunidad que “son muchos los expertos que advierten el retroceso de la televisión venezolana. No podemos olvidar que Renny Ottolina, hombre de televisión, toda la vida entregado a ese medio, ya lo había apuntado hace muchísimos años. Con una programación con la que se tiene en la actualidad, es difícil que los niños se hagan los ciudadanos que requerimos mañana”.

Recibió por su labor condecoraciones, reconocimientos y premios nacionales e internacionales, hasta que los ejecutivos de los canales televisivos le cerraron las puertas, dada su elevada cotización como animador y productor. Finalmente, decidió incursionar en el campo de la política, interrumpida debido a su trágica muerte, cuando la tarde del 16 de marzo de 1978, la avioneta bimotor Cessna C-310, siglas YV-1019-P, con destino a Porlamar, despegaba del aeropuerto internacional de Maiquetía. Minutos después perdió el contacto con la torre de control. Algunas referencias dan cuenta de que se estrelló en las cercanías del Cerro El Ávila. Todos los tripulantes fallecieron.

De inmediato la noticia era divulgada a través de los distintos medios de comunicación: murió Renny.

El alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola creó la Orden Renny Ottolina “Innovación y Libertad”, en su Única Clase, en homenaje a su trabajo innovador en la historia de los medios en Venezuela, su mensaje ciudadano y humanización de la noticia.

Raykelis Arias/Unión Radio

Noticias relacionadas

Especiales

Asamblea General de la OEA

Cancún (México), 20 jun (EFE).- La Asamblea General de la OEA rechazó los 10 proyectos de resolución presentados por Venezuela, entre ellos uno sobre los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos de Ayotzinapa y otro sobre el muro que EE.UU. quiere construir en la frontera con México. Las propuestas quedaron rechazadas anoche en la Comisión General, donde […]

¿Está usted de acuerdo con la sectorización en la elección de la Asamblea Nacional Constituyente?

Loading ... Loading ...