EN VIVO NOTICIAS



Cortesía - @Caracas_FC

Emoción en la recta final

17/10/2017 | 08:18 am


El Torneo Clausura del fútbol profesional venezolano entra en una semana decisiva. Restan tan solo tres fechas para saber qué equipos acceden a la liguilla final y quienes, por su parte, descenderán por haberse quedado en el foso de la tabla acumulada, esa misma que a su vez puede ser la vía más rápida para algunos clubes que quieren jugar torneos internacionales el año entrante.

Carabobo, Mineros y Deportivo Lara ya están clasificados, por lo que restan solo cinco cupos para el mal llamado “octogonal final” del futve. Aunque matemáticamente hay varias escuadras a las que todavía le dan los números para aferrarse a la esperanza de estar en la etapa de eliminatoria directa, sinceramente la emoción se centra del décimo puesto hacia arriba.

Hablo de emoción, sí. Aunque todos sabemos las carencias que tiene el fútbol en Venezuela, este formato de competición brinda cierto entusiasmo. Ojo, no quiero decir con esto que lo apoye del todo, ya que pienso que empuja a los equipos a la mediocridad. ¿Emociona pero a la vez es mediocre? Pensarán que estoy loco. A ver, intentaré explicarlo.

Desde que se juega de esta manera (Torneo Adecuación), son contados con los dedos de una mano los equipos que apuntan a quedar primeros de la tabla sí o sí. Antes el estar primero lo era todo, ahora por el método de clasificación da igual si quedaste a la vanguardia o entras de refilón. Tan solo vale estar en la liguilla y luego todo empieza de cero nuevamente.

En este fútbol no hay diferencias marcadas entre los 18 clubes que juegan en la primera división, por lo que quedar primero no es realmente una ventaja (salvo el factor de cerrar en casa) ni te garantiza que le vas a pasar por encima al que entró en la octava posición. Para muestra, lo que hizo el Zulia FC no hace mucho.

Ahora, no es menos cierto que este sistema brinda más exaltación al fanático que el formato tradicional. El hacer emparejamientos en la liguilla y partidos K.O. le da ese sabor de “final” a cada enfrentamiento. También es verdad que a partir de esta fase, los equipos no suelen regalar nada y vemos un “mejor” fútbol en muchas oportunidades.

En fin, quedan tres jornadas, cinco puestos a la liguilla y siete equipos con verdaderas opciones de conseguir el tan codiciado cupo. Esta inquietud por no saber qué pasará a lo último es un buen condicionante. Veremos si Metropolitanos (con su mejor torneo corto en la historia) puede mantenerse, si JBL hace lo propio y da otro batacazo o si al final Táchira y La Guaira se llevan todos los focos dirimiendo quien es el octavo clasificado. La pelea por no descender parece casi finiquitada, teniendo como principales candidatos a irse a segunda división a Atlético Socopó (era de esperarse) y Portuguesa. Ojo, Atlético Venezuela, no te duermas. Nos leemos.

Por Adrián Acosta

¿Usted va a votar en las elecciones municipales del 10 de diciembre?

Loading ... Loading ...