EN VIVO DEPORTES



Cortesía - AP

Kevin Durant entrenó y podría jugar ante New Orleans

08/04/2017 | 08:27 am


OAKLAND.- Kevin Durant tuvo sus momentos de tristeza al no poder competir en el deporte que adora mientras veía a sus compañeros de los Warriors de Golden State tambalear en un principio y luego brillar sin él.

Durant volvió a los entrenamientos el viernes y no tuvo problemas en su rodilla izquierda, por lo que su regreso a las canchas está programado para el sábado ante Nueva Orleáns tras una lesión que lo mantuvo alejado por más de un mes.

“Tuve que ser paciente”, indicó. “Esto definitivamente pone a prueba la paciencia. A fin de cuentas se trata de perseverancia. Una lesión, un accidente. Bien pude sentirme frustrado al respecto pero mantuve una actitud positiva y sabía que en algún momento mejoraría. La ayuda del personal de entrenamiento, ellos hicieron un trabajo increíble para mantenerme sano durante estas últimas cinco semanas. Por un par de días me desmoroné pero eso es parte de esto. Sin embargo, ellos hicieron un grandioso trabajo diariamente al no darse por vencidos”.

Durant no ha jugado desde que sufrió un esguince en el ligamento lateral interno de su rodilla y una contusión de tibia el 28 de febrero en Washington, pero Golden State siempre esperó tener a Durant de regreso antes que la temporada regular terminara. Los Warriors se encuentran en medio de una racha de 13 victorias consecutivas y han asegurado el primer lugar de la Conferencia del Oeste.

El entrenador Steve Kerr dijo que Durant, que entrenó en situaciones similares a las de juego, no tiene restricciones en cuanto a su tiempo en la cancha dado que el ligamento de su rodilla ha sanado completamente.

Kerr reiteró que Durant será titular el sábado y que lo sustituirá cuando lo note cansado, por lo que ha conversado con Matt Barnes y Patrick McCaw sobre sus cambios de roles.

Y mientras Durant regresa, la participación de Stephen Curry está en duda frente a los Pelicans por un golpe en una rodilla. De acuerdo con Kerr, el malestar se debió a que el actual Jugador Más Valioso de la NBA cayó sobre su rodilla varias veces el miércoles en Phoenix.

AP

Vistos