EN VIVO NOTICIAS



Empresario venezolano Gustavo Cisneros durante su investidura como doctor "honoris causa" en la Universidad de Miami / EFE

Cisneros, nuevo doctor honoris causa, señala falta de encuentro en Venezuela

13/05/2017 | 02:21 pm


MIAMI.- El empresario venezolano Gustavo Cisneros recibió este sábado un doctorado “honoris causa” por la Universidad de Miami durante una ceremonia en la que defendió que las empresas están obligadas a contribuir al “bien público” y lamentó la falta de “un punto de encuentro” en Venezuela.

“Como ustedes saben, Venezuela se encuentra en una situación precaria en estos momentos. Está en un momento decisivo. No hay diálogo, no hay un punto de encuentro”, señaló en un discurso pronunciado en inglés.

Cisneros fue investido doctor “honoris causa” en Humanidades por el presidente (rector) de la Universidad de Miami (UM), el mexicano Julio Frenk, y luego fue el orador principal en la graduación de los estudiantes de las escuelas de Negocios e Ingeniería de este centro universitario considerado uno de los 50 mejores de Estados Unidos.

Edward W. Easton, uno de los fideicomisarios de la UM, fue el encargado de presentar a Cisneros, de quien destacó su “inteligencia para los negocios, espíritu emprendedor, liderazgo y filantropía”.

El rector Frenk, quien le dio el título y los atributos de doctor honorario, destacó en su discurso el hecho de que el canal Univision se convirtiera a partir de 1992, cuando Cisneros pasó a ser uno de los principales accionistas, en un medio de comunicación que sirvió para unificar a los millones de hispanohablantes de EE.UU. y les imbuyó un “orgullo renovado por su lengua y costumbres”.

También hizo hincapié en su “infatigable esfuerzo por fortalecer a las comunidades, enriquecer las artes, promover la libertad de expresión, alentar el desarrollo económico y profundizar el entendimiento entre culturas”.

El empresario sorprendió a la audiencia al iniciar su discurso con una cita del reguetonero Pitbull: “si pides dinero, recibes un consejo. Si pides un consejo, recibes dinero dos veces”.

Cisneros, a quien la revista Forbes atribuye una fortuna familiar de casi 1.400 millones de dólares, dio varios consejos a los jóvenes que se graduaron hoy, con ejemplos prácticos basados en su experiencia al frente de la empresa fundada por su padre en 1929 y convertida por él en la Organización Cisneros.

También habló de su “querida Venezuela”, que, “al igual que en otras naciones donde la libertad y la democracia están en riesgo”, no puede darse por sentada la existencia de “una sociedad civil vibrante”, lo que “hace aún más importante que ciudadanos y empresas sean una fuerza para el bien público”, subrayó.

El empresario, propietario de la red de televisión Venevisión, entre otras compañías, hizo hincapié en su discurso en que el “valor material” no es el único y que, además, para conseguirlo es necesario “abrazar otro tipo de valores más profundos”.

También les recordó a los graduados que “su obligación no es solo con sus clientes, con sus accionistas o sus jefes. Su obligación es también con su comunidad, porque sin una comunidad fuerte, ningún negocio puede sobrevivir”.

Al hablar de Venezuela mencionó a las 2.000 personas que trabajan en Venevisión y a sus familias y dijo que ellas son el motivo de que haya rechazado “consistentemente” las ofertas de compra del Gobierno, a pesar de que está dando pérdidas.

“Ahora más que nunca, nuestro trabajo es informar con disciplina, y brindar una ventana real para todos. Nuestro objetivo a largo plazo es doble: primero, sobrevivir. Segundo, reconstruir”, indicó.

Al hablar de Miami, donde él, su familia y su grupo empresarial estén radicados hoy en día, señaló que es “un imán para la diversidad de ideas y experiencias”, “el nexo con las Américas” y un lugar que brinda una perspectiva global y la capacidad para “ir más allá de las fronteras que podrían marcar el color de la piel, la cultura o el credo”.

Entre los consejos que dio a los jóvenes graduados está el de construir en lugar de criticar, no sentirse nunca “demasiados buenos”, no huir del trabajo duro y tener responsabilidad social, algo que, según dijo, ha estado en el ADN de su familia incluso “desde antes de tener nombre”.

También habló de la importancia de la educación como motor de cambio y en este punto mencionó el sistema de televisión satelital DirectTV, que su empresa logró implantar en toda América y que no solo llevó entretenimiento a millones de personas, sino también el “primer canal educativo panregional en español”, llamado Cl@se.

A juicio de Cisneros, lo hizo como retribución a la comunidad y porque “las empresas fuertes dependen de ecosistemas fuertes, que a su vez dependen de un público educado y de una sociedad robusta y dinámica”.

EFE