EN VIVO NOTICIAS



Fotografía fechada el 21 de julio de 2017 de estudiantes indonesios durante un descanso en el centro de aprendizaje Nariz Roja en Yakarta/EFE

El circo abre las puertas a la educación en barriada Indonesia

09/08/2017 | 06:37 am


YAKARTA.- Un grupo de jóvenes trapecistas de Estados Unidos sube junto a acróbatas indonesios a un escenario instalado en una barriada marginal de Yakarta para demostrar que el circo también puede ser un vehículo para fomentar la educación y tolerancia.

Los diez visitantes pertenecen al Chicago CircEsteem y durante tres semanas han ensayado y convivido con los artistas de Red Nose Foundation, niños de entre 4 a 18 años del barrio Cilincing, en el norte de la capital, para actuar delante de sus familias y vecinos.

El vínculo es Dan Roberts, un artista de circo que fundó en 2008 Red Nose Foundation y que desde hace un año dirige CircEsteem, dos organizaciones dedicadas a enseñar el arte del circo para mejorar la realidad social.

“Tienen un color de piel diferente, una religión diferente, hablan un idioma diferente, tienen una cuenta bancaria diferente, pero son personas y artistas de circo igual que vosotros”, dice Robins a Efe como si hablase con los estudiantes indonesios.

Durante la actuación se suceden acrobacias, malabares y comedias de payasos que provocan la sonrisas de las madres y abren de par en par los ojos de los niños más pequeños del barrio donde la ONG local terminó de construir un centro de educación en 2016.

“El circo social es el mejor tipo de circo en mi opinión, no solo reúne a gente que normalmente no se encontraría si no que también utiliza el circo como plataforma para solucionar asuntos más grandes”, explica Lois Inez Plascencia, una de las artistas estadounidenses.

EFE