EN VIVO NOTICIAS



EFE

Capitán Rosales

27/10/2017 | 11:45 am


Pocos futbolistas venezolanos pueden presumir de una carrera como la de Roberto Rosales en Europa. Con diez años en el fútbol de alta competencia, el criollo acumula más de 300 juegos repartidos en Ligas como Bélgica, Holanda y España, una asombrosa relación de minutos en cancha por temporada que supera los 25 mil, el respeto de compañeros, dirigentes, medios y afición. Ahora, agregó otro ítem a su extenso currículo: ser capitán del Málaga. 

A Rosales le llega esta responsabilidad en su cuarta temporada en el club andaluz, arribó en el mercado del 2014 procedente del Twente holandés a coste cero, tras culminar su contrato. Su entrega, constancia e influencia en el grupo le han valido para ser uno de los líderes tras la salida de Ignacio Camacho al Wolfsburgo, el retiro de Weligton y la culminación de contrato de Duda, los tres capitanes de la pasada temporada.

El vestuario malagueño, ha sabido respetar la jerarquía de Roberto, que hace unos meses superó los 100 partidos con Málaga, y renovó su vínculo contractual hasta 2020 siendo incluso uno de los mejores pagados de la plantilla. Por esto y mucho más fue designado junto a Recio y Miguel Torres los portadores de la banda. 

El lateral derecho que cumplirá 29 años en noviembre, se estrenó el pasado domingo como capitán del Málaga, frente al Barcelona de Messi. Partido bravo, por el rival, escenario (Camp Nou) y la necesidad deportiva del equipo, últimos de la Liga con apenas 1 de 28 puntos disputados. El resultado derrota (2-0) con un gol ilegal y la complicidad del criollo en el remate de Iniesta. Sin embargo Rosales, supo llevar la cinta. Luchó como siempre y ejerció del liderazgo que exige semejante rol, defender a los compañeros en campo y hacer notar su presencia como la voz de un club que cuenta con más de 100 años de historia. Bravo por él.

No es fácil, y más para un futbolista venezolano. Los prejuicios por la nacionalidad todavía pesan en pleno siglo XXI, pero actuaciones y carreras como las de Rosales hacen ganar el respeto de la élite e incrementa el valor del mercado nacional. Por eso hay que resaltar este tipo de logros. 

Hagamos memoria, ¿Cuántos venezolanos han sido capitanes de clubes en ligas de élite en Europa? Esa pregunta me la hacía al ver a Rosales con la cinta en Málaga. Rápidamente recordé dos nombres: Juan Arango en España (Mallorca) y Alemania (Gladbach) y Tomás Rincón en Italia (Genoa) luego hice la interrogante en Twitter y me añadieron a Fernando Amorebieta con Athetic Club, cierto. Pero, es un caso especial por lo que ha significado su historia. Yo me quedo de momento con: Rosales, Arango y Rincón. Salieron de nuestro balompié. 

Algo que también debo resaltar de Rosales en estos últimos días es su rol de vocero del vestuario. Málaga atraviesa su peor actualidad deportiva, llevan cuatro derrotas consecutivas, entre semana cayeron ante Numancia por la Copa Del Rey, el criollo fue el único en dar la cara tras el partido. Asumió culpas, realizó autocrítica y a la vez mando un mensaje de optimismo a la afición y el grupo. Eso es un verdadero capitán, un líder positivo. 

Ese que siempre hay que tener en un vestuario, y que hoy por temas de empatía con trabajos y formas de la actual era Dudamel, lo alejan de la Vinotinto. Yo sigo pensando que debe estar. Pero, de ello podemos profundizar en otra ocasión. En fin, disfrutemos de Capitán Rosales.

Por: Richard Morales

¿Usted va a votar en las elecciones municipales del 10 de diciembre?

Loading ... Loading ...